Acúfenos y tinnitus son dos sinónimos que se usan para denominar a los zumbidos de oído, o para esos ruidos que escuchamos pero que no tienen lugar en la realidad.  Muchas veces desaparecen en poco tiempo como por arte de magia. Sin embargo, en otras ocasiones pueden acompañarnos durante largos períodos de tiempo y pueden llegar a resultar bastante molestos.

Persona con acúfenos

Los acúfenos pueden resultar bastante molestos

Un error bastante común es confundir los acúfenos con la enfermedad de Meniere. ¿La diferencia? Ésta es tan sólo una de las diversas causas de tinnitus (aunque es la más incapacitante).

El acúfeno, o tinnitus, no es una enfermedad, sino un síntoma que puede tener diversas causas. Te lo contamos todo más adelante.

¿Qué es tinnitus o un acúfeno?

Tinnitus y acúfeno son sinónimos. Tinnitus es una palabra de origen latino que significa “sonar como una campana”.

La definición de acúfeno es la siguiente:  se trata de un síntoma que aparece por una alteración del sistema nervioso (el cerebro interpreta incorrectamente los impulsos nerviosos).

Se cree que la causa es una disfunción de las células ciliadas del oído interno. Hay diferentes causas que provocan la destrucción de estas células y esto no puede revertirse.

Representación esquemática de acufenos

Acúenos y los zumbidos de oído

Esta alteración hace que el paciente perciba ruidos o zumbidos en el oído sin una causa externa que los provoque. Es decir, que la persona escucha sonidos que no existen fuera de su propia percepción.

Un acúfeno puede aparecer y desaparecer de forma inesperada.

Estos ruidos en el oído pueden oírse no sólo cuando hay silencio y tranquilidad, sino también en ambientes ruidosos.

El acúfenos puede ser agudo (sólo por períodos breves y luego desaparecen) o crónico (pueden durar más de seis meses).

También puede ser unilateral o bilateral (cuando afecta ambos oídos).

Causas de los acúfenos o tinnitus

Los acúfenos no suelen tener una causa única y su aparición suele estar ligada a diversos factores. Entre las causas de los acúfenos más habituales destacamos:

  • Infecciones virales o bacterianas.
  • Problemas vasculares (infarto o embolia del oído).
  • Cambios hormonales (durante el ciclo menstrual).
  • Traumas acústicos (disparos, explosiones, exposición a música demasiado fuerte y/o durante largos periodos de tiempo).
  • Otitis a repetición.
  • Síndrome de Meniere (una de las causas más invalidantes, ya que se acompaña de un cuadro de vértigo).
  • Otosclerosis (endurecimiento de los huesos del oído medio que hace que dejen de vibrar con el sonido).
  • Consumo de algunos medicamentos ototóxicos (ver tabla 1).
  • Lesiones neurosensoriales.
  • Afectación de la corteza cerebral.
  • Tumor del nervio acústico (neurinoma).
  • Trauma cráneo-encefálico, cervical o de la articulación temporo-mandibular.

TABLA 1: MEDICAMENTOS OTOTÓXICOS

GRUPO MEDICAMENTO USOS
Antibióticos aminoglucósidos Estreptomicina; Gentamicina; Kanamicina Infecciones bacterianas
Antibióticos macrólidos Eritromicina; Claritromicina; Ciprofloxacina Infecciones bacteriana
Otros antibióticos Cloranfenicol; Vancomicina; Cefalexina Infecciones bacterianas
Diuréticos Furosemida Hipertensión arterial; Insuficiencia cardíaca
Salicilatos Ácido acetilsalicílico (aspirina) Dolor; Fiebre
Antimaláricos Quinina; Cloroquina Malaria
Bloqueantes beta Propranolol Hipertensión arterial; Insuficiencia cardíaca
Citostáticos Vincristina; Cisplatino; Ciclofosfamida Cáncer
Otros Dextropropoxifeno; Nortriptilina; Imipramina Otras aplicaciones

Prevalencia de los zumbidos en el oído: ¿a quién afectan más los acúfenos o tinnitus?

Todas las personas somos susceptibles de padecer acúfenos más o menos graves a lo largo de su vida.

El 8% de la población lo padece en forma crónica, pero se cree que hasta el 30% lo ha padecido alguna vez en su vida.

Esto hace que 3.5 millones de personas en España y unos 25 millones aproximadamente en todo el territorio de la Unión Europea padezcan esta afección.

Los ruidos en el oído son más frecuente en hombres (66%) que en mujeres (34%).

La edad también influye y, a medida que se envejece, es más común padecerlos. Por eso, el 78% de los casos se dan en mayores de 40 años.

En niños y jóvenes el porcentaje es de tan solo el 6.5%. De todas formas este porcentaje está aumentando por la costumbre de escuchar música con auriculares a un volumen alto. Los expertos aseguran que por cada 3 db de aumento del volumen, debe reducirse el tiempo de exposición a la mitad.

Tipos de acúfenos

Hay varias formas de presentación de los acúfenos:

  • Tonos sencillos: tinnitus graves o agudos.
  • Tonos complejos: zumbidos, pitidos, siseos, timbres, ruido de olas, campanas, silbidos o canto de grillos. La forma de percibirlos es personal para cada paciente.
  • Tonos pulsátiles: palpitaciones, golpes o chasquidos al ritmo del pulso cardíaco.

Se debe diferenciar entre:

Acúfeno objetivo

En este tipo de tinnitus los ruidos en el oído percibidos son reales, de origen mecánico. Se provocan en el mismo oído o a su alrededor. Su origen suele ser sencillo de identificar y generalmente es de origen vascular. Está sincronizado con el pulso de la persona y también se le llama tinnitus pulsátil.

El acúfeno objetivo también puede estar provocado por una Trompa de Eustaquio que permanece abierta. Por este motivo, el paciente percibe el ruido de su respiración, o las contracciones musculares rítmicas de los músculos del paladar y el oído medio. Es el tipo de tinnitus menos frecuente y suele ser fácil de tratar una vez diagnosticado.

Acúfeno subjetivo

Comprende el 95% de los casos. Su tratamiento es más complicado, pero no imposible.

Síntomas que acompañan al acúfeno

El síntoma principal es la presencia de “ruido” en los oídos pero existen síntomas que pueden acompañar a este cuadro:

  • Náuseas.
  • Somnolencia diurna e insomnio.
  • Vértigos, inestabilidad y mareos.
  • Dolor de cabeza (cefalea).
  • Dolor opresivo a nivel de los oídos.
  • Pérdida auditiva: en 70% de los casos (comprobable mediante una audiometría).
  • Intolerancia a los ruidos fuertes.
  • Cansancio y apatía.
  • Ansiedad constante, cuadros depresivos.
  • Cambios de humor, irritabilidad.

Con los acúfenos también pueden presentarse cuadros de alteración de la sensibilidad a los sonidos externos. Entre ellos podemos nombrar:

  • Hiperacusia: aumento de la sensibilidad a los sonidos.
  • Algiacusia: dolor ante el sonido debido a una lesión del oído interno (cocleopatía).
  • Misofonía: hipersensibilidad ante sonidos específicos (masticar, sonarse la nariz, respirar, tragar).
  • Fonofobia: fenómeno psicológico en el cual los pacientes tienen temor o aversión al sonido en general o a sonidos específicos, aun cuando el sonido no esté presente.

Si crees que podrías tener un acúfeno, acude al doctor cuanto antes. Pide cita a través de este enlace en tu centro auditivo más cercano.

Mecanismos de aparición de acúfenos

Se postulan dos probables mecanismos.

Neurofisiológico: fue descrito por Jastreboff en 1990. Se postula el establecimiento de conexiones nerviosas fuera del sistema auditivo que activarían centros nerviosos encargados de generar reacciones de angustia, miedo, tensión y estrés.

Psicológicos: fue descrito por Hallman en 1984 y considera que el problema del acúfeno no está tanto en el oído, como en el cerebro y el sistema nervioso autónomo.

Factores de riesgo para padecer acúfenos

Cambios en el carácter por acufenos

Hay causas que predisponen a sufrir ruidos en el oído

Algunos de los factores de riesgo más comunes en la aparición del acúfeno suelen ser:

  • Exposición a ruidos de alta intensidad (más de 85 db) durante mucho tiempo. Las profesiones de mas riesgo para la salud auditiva son: controladores aéreos, mineros, obreros de la construcción, músicos, carpinteros y jardineros (las cortadoras de césped pueden llegar a los 100 db).
  • Utilización prolongada de auriculares con volumen alto.
  • Estrés, ansiedad y cansancio.
  • Actividades con cambios de presión bruscos (paracaidismo, submarinismo).
  • Cambios meteorológicos bruscos.
  • Consumo de sustancias tóxicas para el oído (ver Tabla 1).
  • Hipertensión (presión alta) o alteraciones del colesterol.

Diagnóstico del tinnitus

El diagnóstico no solo sirve para evaluar el acúfeno sino también para especificar cuál es el impacto del mismo sobre la calidad de vida del paciente.

Para ello debemos:

  • Recabar una historia clínica minuciosa, especificando características del acúfeno, posibles causas y repercusión en la vida del paciente. Se utiliza un auto-cuestionario denominado: Tinnitus Handicap Inventory (THI) que incluye escalas de valoración funcional, emocional y de valoración del grado de frustración.
  • Otoscopia: para evaluar la presencia de causas físicas del acúfeno (tapón de cera, otitis, perforación del tímpano). Acompañar esta exploración con una endoscopia de nariz, faringe y laringe.
  • Audiometría: para evaluar la presencia o no de alteraciones de la audición. que suelen acompañar a estos cuadros.
  • Otros estudios específicos para descartar ciertas afecciones: diagnóstico por imágenes (resonancia magnética, tomografía axial computada); estudios cardiocirculatorios como electrocardiograma (ECG); análisis de laboratorio.

Tinnitus Handicap Inventory

El Tinnitus Handicap Inventory consta de 25 preguntas que el paciente debe contestar con Si, No o A veces.

La cantidad de respuestas “Si” se suman y se multiplican por 4.

Lo mismo se hace con la cantidad de respuestas “A Veces” y se multiplican por 2.

La cantidad de respuestas “No” se suman y se multiplican por 0.

La suma de estos tres resultados nos da una puntuación que define el grado de severidad del acúfeno ( ver tabla 2)

Tabla 2: THI

GRADO PUNTAJE DESCRIPCIÓN
1 0 A 16 Leve: sólo se escucha en ambientes silenciosos, Es enmascarado fácilmente por otros ruidos. No interfiere con el sueño o las actividades de la vida diaria
2 18 A 36 Suave: fácilmente enmascarado por sonidos del ambiente y olvidado con actividades. Puede interferir a veces con el sueño pero no con las actividades diarias.
3 38 A 56 Moderado: puede ser notado incluso con la presencia de ruido ambiental o de fondo, aunque las actividades de la vida diaria aún pueden realizarse
4 58 A 76 Severo: se escucha casi siempre y sólo raramente es enmascarado. Lleva a patrones de sueño alterados y puede interferir con la habilidad para llevar a cabo las actividades diarias. Las actividades llevadas a cabo en silencio lo agravan
5 78 A 100 Catastrófico: se escucha siempre, patrones de sueño completamente alterados, dificulta todas las actividades.

¿Qué factores empeoran el tinnitus?

Imagen del ruido (acufenos)

El ruido, tu gran enemigo contra los acúfenos

  • Sonidos intensos (más de 85 decibeles).
  • Medicamentos tóxicos para el oído (ver Tabla 1).
  • Alcohol, café, tabaco: debido a que son estimulantes del sistema nervioso central.
  • Estrés.

¿Cómo prevenir la aparición de acúfenos o tinnitus?

No hay que esperar a estar enfermo para reaccionar. Más vale prevenir que curar.

  • Para ello, es importante evitar la exposición a los ruidos excesivos (más de 85 decibeles) y sobre todo, por tiempos prolongados.
  • Para personas que trabajan expuestos a ruidos intensos se recomienda utilizar tapones especiales o auriculares protectores. Esto ayudará a aislarse de ruidos intentos y protegerse de posibles daños auditivos como puede ser el tinnitus.
  • El estrés es otro factor que influye en la aparición de un acúfeno, por lo que es importante evitar el estrés. Reducir el nivel de estrés en la vida diaria es recomendable a varios niveles, y además os ayudará a evitar esta afección que os puede convertir la vida en un infierno.
  • Los traumatismos suelen ser otra causa común en la aparición del acúfeno. Por lo que es recomendable realizar un examen completo después de un traumatismo en la cabeza o cuello con el fin de determinar si podría haber riesgos de padecer un acúfeno en el futuro.

Tapones de oídos

Profilaxis de acufenos

Tapones para los oídos

Su uso debe ser regular para disminuir el sonido en forma uniforme.

A veces, su uso inicial, puede provocar algunas alteraciones físicas como modificaciones en la percepción de la voz pero al habituarse a su uso estas molestias desaparecen.

Sólo deben usarse en ambientes ruidosos. Si se usan en demasía pueden ocasionar hiperacusia.

Tipos de tapones de oídos para los ruidos

Existen distintos tipos de tapones para prevenir los acúfenos, cada uno con características distintivas.

  • Tapones de espuma: son los más conocidos pero hay que tener en cuenta que quedan excluidas algunas frecuencias (generalmente las medias y las altas). Para que sean más efectivos deben moldearse y colocarse por completo dentro del conducto auditivo. Siempre lavarse las manos antes de manipularlos.
  • Tapones de silicona o de goma: son más duraderos, más fáciles de limpiary evitan los ruidos extremadamente altos.
  • Tapones de cera: con estos adminículos se consigue que la calidad del sonido sea integral y que los niveles de ruido se reduzcan en forma considerable. Son una perfecta protección contra la contaminación acústica. También actúan protegiendo el oído del viento, el agua y la humedad. A veces poseen una cubierta de algodón que debe retirarse antes del uso. Debe colocarse la totalidad del tapón dentro del conducto auditivo. Son desechables y deben mantenerse alejados del calor y la luz directa.
  • Tapones de silicona con filtros especiales: son reutilizables y se presentan con tres filtros para frecuencias altas, medias y bajas. Son ideales para ambientes especialmente ruidosos como discotecas y conciertos. Son muy confortables porque no oprimen los oídos y permiten una perfecta seguridad sin disminuir la nitidez de los sonidos. Son los utilizados por los músicos.

Tratamiento de los acúfenos o tinnitus

Al igual que existen diferentes causas y tipos de tinnitus, existen diferentes tratamientos para los acúfenos. Los ruidos en el oído, cuando persisten,  pueden estar relacionados con diversas enfermedades y situaciones. En estos casos, no se pueden eliminar sin un tratamiento específico.

Hasta ahora ha sido muy importante reconocer la causa de la aparición del acúfeno para que el zumbido en los oídos pudiera ser tratado con efectividad. Sin embargo, solo es posible reconocer la causa de aparición en el 5-10% de los casos y en la mayoría de ocasiones suelen haber más de una causa que los desencadena.

Los distintos tratamientos de tinnitus pueden ser:

Curativos o etiológicos (cuando la causa está dilucidada) o sintomáticos

Tratamientos comprobados para curar acúfenos:

  • Audífonos: este método suele ser especialmente efectivo si el paciente tiene una pérdida auditiva y su tinnitus se produce en las frecuencias más graves.
  • Generadores de sonido: son unos aparatos que generan sonido excluyendo las frecuencias ocasionadas por el acufeno. El sonido producido por el generador puede variar y por lo general suele ser más agradable que el zumbido ocasionado por el tinnitus, enmascarando la molestia.

    Tratamiento de acufenos: los implantes cocleares

    Implantes cocleares

  • Terapia de re-entrenamiento del tinnitus (TRT): es una terapia en la que se utiliza un aparato retro-auricular que genera un sonido constante. Este tipo de terapia puede durar entre 9 y 24 meses y posee eficacia comprobada en el 85% de los casos. Se centra en la habituación ( es decir, el paciente se acostumbra tanto a ese ruido en el oído que deja de percibirlo).
  • Implantes cocleares: los implantes cocleares suelen hacerse para pacientes que sufren de una pérdida auditiva severa. Pueden mejorar el acúfeno hasta un 85%.
  • Electro-estimulación Coclear Transmastoidea: se aplica una corriente eléctrica sobre la región afectada con electrodos colocados en la región mastoidea. Es una técnica no invasiva e indolora con una tasa de mejora del 63% y desaparición del acúfeno en el 24% de los casos.

Tratamientos experimentales para curar acúfenos

  • Terapias alternativas: existen terapias alternativas de distinta índole, desde acupuntura, terapia de estímulos eléctricos, oxigenoterapia hiperbárica, suplementos como el Zinc y el Hierro, entre otros. Los resultados no han sido científicamente comprobados.
  • Biorretroalimentación auditiva: control del estrés mediante relajación
  • Tratamiento odontológico: en los casos en que el acúfeno se debe a alteraciones de la articulación temporo-mandibular.
  • Terapia cognitiva conductual: grupos de apoyo, educación del paciente para adaptarse a la afección.
  • Oxigenoterapia hiperbárica: inmersión en un ambiente de oxígeno a altas concentraciones en cámaras especiales. Es efectivo sobre todo en casos de trauma acústico.
  • Tratamiento psicológico: para manejar el nivel de estrés y superar la depresión que suele acompañar a este tipo de síntoma.
  • Terapia farmacológica: se han postulado muchos medicamentos (ansiolíticos, antidepresivos, vasodilatadores) con resultados variables y sin evidencia firme que las recomiende.
  • Tratamientos novedosos en estudio: terapia laser de baja energía y terapia magnética.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE TINNITUS

¿Por qué es importante diagnosticar los acúfenos o tinnitus cuánto antes y comenzar el tratamiento?

Aunque el acúfeno no es una enfermedad peligrosa puede ser muy molesto y puede ocasionar pérdida de concentración (tanto en el trabajo como fuera de él), alterar el sueño, y hacer que el afectado se irrite fácilmente, provocándole cambios negativos en su calidad de vida y alterando todos los apectos de la misma (profesional, laboral, social).

Por lo general, suele ocasionar un efecto negativo en la calidad de vida. En casos extremos, el acúfeno puede ocasionar o aumentar el desarrollo de un estado depresivo prolongado del que lo sufre. Por esto, suele ser importante ponerse en manos de un profesional y ponerle remedio lo antes posible.

¿Son contagiosos los acúfenos?

No son contagiosos ya que no son cuadros infecciosos sino el síntoma de una alteración. Por esto, puede estar tranquilo ya que no existe riesgo alguno de contagio con amigos o familiares.

¿Cuándo debo ir al médico?

Existe una relación entre el acufeno y la enfermedad de Meniere, ya que en ésta también se pueden presentar acúfenos con alteraciones auditivas. Pero la enfermedad de Meniere se manifiesta fundamentalmente con vértigo y el tinnitus son sólo un síntoma acompañante.

Es importante ir al médico para saber de qué problema se trata exactamente, ya que el tratamiento varía. Si crees que podrías tener un acúfeno, acude al doctor cuanto antes.

Pide cita a través de este enlace en tu centro auditivo más cercano.

Famosos con acúfenos

Steve Martin, célebre comediante norteamericano, padece tinnitus. Éstos le aparecieron después de un disparo cerca de su oído, mientras grababa la película “Tres amigos” en 1986.

Padecía de acufenos

Ludwig van Beethoven

Phil Collins, músico norteamericano que militó en la banda de rock Génesis, también padece de acúfenos y utiliza audífonos.

Chris Martin, vocalista de la banda Coldplay, atribuye sus acúfenos de los últimos diez años, a haber escuchado música muy fuerte en su adolescencia. Actualmente usa tapones protectores.

Ludwig van Beethoven desarrolló tinnitus en 1896. No sólo le dificultaba escuchar música, sino que también le molestaban las conversaciones.

Para finalizar:

Un video que demuestra como puede sonar un tinnitus o acufeno.

Referencias

http://www.acufeno.com/acufenos.html

http://www.acufeno.com/tratamientosAcufenos.html

http://www.sorderayvertigo.com/acufenos-e-hiperacusia/

https://www.gaes.es/blog/noticias/como-reconocer-sintomas-acufenos-tinnitus/

Dra. Mónica Amelia Volante on Linkedin
Dra. Mónica Amelia Volante
Dra. Mónica Amelia Volante
Más de 20 años como médica rural en pequeños pueblos de la provincia de Buenos Aires (Argentina) dónde era la única profesional a cargo de la salud de la población. Luego estuvo a cargo de la dirección de dos hospitales durante 5 años en cada uno de ellos pero sin dejar de ejercer la parte asistencial de su trabajo.Actualmente y, desde hace ya 3 años, se desempeña como Coordinadora medica de equipos de trabajo.