Audífonos: todo lo que necesitase sabersobre los audífonos para sordos

Los audífonos son dispositivos tendientes a auxiliar a las personas con hipoacusia.

¿Por qué es tan importante una guía completa sobre estos dispositivos?

Audífonos

Audífonos

En la actualidad cada vez existen más personas con alteraciones de la audición.

A los casos tradicionales debidos a la edad (presbiacusia) y los niños con trastornos congénitos se han agregado, en los últimos años, muchas personas jóvenes que, por una serie de factores, presentan hipoacusia o disminución de la audición.

Una de las causas principales es el uso de auriculares a volúmenes muy altos y el aumento del ruido en general debido a la vida moderna.

Pero…  a no desesperar.

Existen muchas formas de recuperar parte de la audición y así poder recuperar calidad de vida.

Volver a escuchar los sonidos que nos conectan al mundo es una bendición y la medicina se ha encargado de idear dispositivos que lo logran.

 

Breve historia de los audífonos

Table of Contents

Comienzos

El primer intento de mejorar la audición fue el simple gesto de hacer una trompeta con las manos para dirigir mejor el sonido.

Pero, por supuesto, esto no era una solución.

Desde tiempos inmemoriales la humanidad se ha centrado en crear dispositivos adecuados para evitar la hipoacusia.

Comenzaremos hablando de Jean Leucheron. Este matemático francés (1591-1670) podría considerarse el padre de los audífonos para sordos.

Precursores de los audífonos

Historia de los audífonos

Eran dispositivos rudimentarios en forma de trompeta de metal de distintos tamaños y formas.

Su mecanismo de acción era la captación y amplificación de los sonidos.

Pero solo ayudaba en casos de hipoacusias leves.

Debido a la incomodidad y vergüenza que generaba su uso comenzaron a usarse diseños que los hacían más atractivos: en forma de joyas, flores o colgantes.

Tubos de conversación: antes de los audífonos

Precursor de los audífonos

También existían dispositivos llamados “tubos para hablar”.

Constaban de un embudo unido por un tubo a un extremo que se colocaba dentro de la oreja. La persona debía hablar lo más cerca posible del embudo para que el otro captara sus palabras.

Estaban hechos de múltiples materiales: madera, goma e incluso mármol. El tubo solía ser de metal cubierto por algodón o seda.

Audífonos eléctricos

Los primeros audífonos eléctricos aparecieron a comienzos del siglo XX.

Hay que agradecer la invención de los micrófonos de carbono por parte de Tomás Alva Edison y Emile Berliner.

En realidad la aplicación principal de estos micrófonos eran los teléfonos pero se descubrió que podían utilizarse también para amplificar los sonidos.

Estos micrófonos poseían la característica de captar los sonidos y reproducirlos con ayuda de un diafragma.

Si la captación era muy leve o la hipoacusia muy acentuada se agregaban más micrófonos, llegando a tener aparatos hasta con cuatro micrófonos.

Tenían dos desventajas importantes: sólo servían en caso de hipoacusias leves y producían un ruido áspero debido al roce de las bolas de carbón contra el diafragma.

Recién a partir del año 1920 se logró ayudar a personas con pérdidas auditivas más profundas.

Esto se debió a la invención del “tubo de vacío” en 1906 (Lee De Forest).

Pero recién comenzó a usarse como ayuda auditiva en 1921.

Uno de los padres de los audífonos

Earl Hanson

Se cree que el creador fue un tal Earl Hanson, ingeniero de radio norteamericano,  que lo denominó “vactuphone”.

Comenzó a ser producido para su venta por la Western Electric Company y su precio era de 135 U$S.

No tuvo mucho éxito comercial porque no se usaba en el cuerpo sino externamente ya que era muy grande (del tamaño de una caja de zapatos) y requería una gran cantidad de baterías.

En 1934 las compañías británicas Multitone y Amplivox produjeron aparatos comerciales que pesaban aproximadamente un kilogramo y están formados por un amplificador con baterías y un receptor o audífono para captar los sonidos.

Se diseñaron otros dispositivos con este mismo sistema pero el tema de no poderse colocar en el cuerpo los hacía poco prácticos.

En los años ’40 el tamaño de los dispositivos comenzó a ser menor y por lo tanto podían llevarse, por ejemplo, en el bolsillo de una camisa.

En el año 1945 Beltone creó el modelo Monopac que incluía en un solo módulo las baterías y el amplificador.

Uso de transistores

A partir de 1950 comenzaron a usarse transistores por lo que los audífonos pudieron colocarse en el cuerpo y dejar de ser externos al mismo.

Se usaban audífonos disimulados en las patillas de un par de gafas (“audigafas”).

Eran analógicos por lo que, si bien amplificaban los sonidos, no podían filtrar el ruido ambiente o el habla.

Audífonos retro-auriculares

Audífonos

Con el invento de los microchips el desarrollo de los audífonos dio un gran paso adelante.

Estos aparatos permiten no sólo amplificar el sonido sino también filtrar los ruidos molestos, programando el filtrado de acuerdo al ambiente donde se encuentre la persona  mejorando de la calidad del sonido.

Existe un museo muy interesante ubicado en el estado de Washington, Estados Unidos que muestra la historia y evolución de los dispositivos auxiliares de la audición.

Puede realizarse un paseo virtual que muestra las principales piezas divididas por secciones.

 

¿Qué es un audífono?

Los audífonos son dispositivos electrónicos alimentados por baterías que amplifican el sonido y permiten oír mejor.

De esta forma solucionan el problema de las personas con hipoacusia o sordera.

Son las prótesis auditivas más comunes y deben ser prescritas por un otorrinolaringólogo.

 

¿Cuáles son las partes de un audífono?

Distintas partes de los audífonos

Partes del audífono

Un audífono está compuesto por tres partes principales:

  1. Micrófono: su función es captar los sonidos
  2. Amplificador o procesador: modula las señales eléctricas aumentando su intensidad.
  3. Auricular: es la parte que transmite los sonidos al oído

 

¿Cómo funcionan los audífonos?

Analógicos

Los audífonos analógicos convierten los sonidos o señales acústicas en señales eléctricas que luego serán amplificadas.

Se regulan a través de controles manuales.

El audio-protesista puede adaptarlos al paciente.

Digitales

El sonido es captado por el micrófono que transforma esa señal sonora en una señal eléctrica.

Esta señal eléctrica pasa a un conversor que transforma la señal analógica (electromagnética) en una señal digital (como la generada por una computadora).

El procesador analiza esta señal para poder ser transmitida sin alteraciones.

Una vez analizada vuelve a pasar a un conversor que realiza el camino inverso transformando la señal digital en analógica nuevamente.

Esta señal es enviada al auricular donde la señal eléctrica es convertida en señal sonora y enviada al conducto auditivo externo de la persona.

Como verás el proceso es complicado pero se realiza sin intervención del paciente.

Diferencias entre audífonos analógicos y digitales

Existen numerosas diferencias entre ambos tipos de audífonos.

En la siguiente tabla se explican las principales.

CARACTERÍSTICAS ANALÓGICOS DIGITALES
Procesamiento Por medio de un sistema de circuitos A través de un sistema binario
Sonido Calidad media Mejor calidad
Precio Más baratos Más caros
Capacidad de programación Menor Mayor (múltiples programas)
Potencia Mayor Media
Distorsión Mayor Mínima (sonido más natural)
Selección de micrófonos NO SI (omnidireccional o direccional)
Ruido de circuitos Medio a alto Bajo

 

Tipos de audífonos

Los audífonos pueden diferenciarse de acuerdo a varias características.

1-Forma de conducción del sonido

  • Conducción aérea: el sonido es transmitido directamente al conducto auditivo externo del paciente.
  • Conducción ósea: estimulan la cóclea directamente por vibración ósea (a través de un vibrador colocado sobre la apófisis mastoides del paciente). Se utilizan en casos de atresia (ausencia) o agenesia (malformación) del conducto auditivo externo

2-Modelos

Audífonos de caja

Antiguamente existían audífonos muy voluminosos que constaban de una caja donde se alojaban el micrófono, el amplificador y las baterías. El receptor se unía a este artilugio mediante un cable. La caja se colocaba sobre el pecho del paciente por lo que eran muy incómodos y se producía distorsión del sonido por el roce con la ropa.

Audigafas

Audífonos en las gafas

Gafas y audífonos

Tanto el micrófono como el amplificador se colocan en las patillas de las gafas.

Retro-auriculares (BTE o behind the ear)

Es la prótesis auricular más vendida (60% ventas). Como su nombre lo indica se colocan detrás de la oreja por lo que tienen una forma curvada para adaptarse a la misma.

Se fabrica un molde auricular a medida (otoplastia) con la forma exacta de la cavidad de la oreja para personalizar el audífono y que se adapte como un guante al canal auditivo. Ese molde auricular se usa para dirigir el sonido desde el audífono al oído y también para asegurar que el audífono no se mueva.

El molde se conecta al audífono externo a través de un tubo de plástico de varios centímetros. Sirve para diferentes grados de pérdida auditiva desde leves a severas.

Es uno de los modelos más elegidos cuando hay que tratar pérdidas de audición que requieren de mucha amplificación. También es uno de los más usados por las personas mayores porque tienden a ser los más duraderos y fáciles de manipular.

Además, necesitan menos reparaciones,  tienen una esperanza de vida más larga, son fáciles de mantener y la pila suele durar bastante.

¿El punto negativo? Son poco discretos, pueden molestar a las personas con gafas y son más sensibles al cerumen del oído.

Audífonos intra-auriculares (ITE o in the ear)

Se colocan dentro de la cavidad auditiva externa, haciéndolos menos visibles. Esta opción cada vez es más popular debido a su discreción.

Se utilizan para alteraciones auditivas leves o moderadas y no está recomendada para hipoacusias severas o profundas.

Se compone de un auricular que va dentro del conducto auditivo de la oreja y se fabrican a medida.

Los recomendamos para personas que buscan una ayuda auditiva discreta y también para los que llevan gafas.  Es más estético, sobre todo para las personas con pelo corto, y además permiten utilizar el móvil perfectamente.

No lo aconsejamos para personas con el canal auditivo estrecho o pequeño, ni para las que producen mucha cera. Entre algunos de sus  inconvenientes podemos decir que son difíciles de manipular, son frágiles y requieren de cierto mantenimiento. Tampoco son recomendables para los niños ya que la medida de su oreja cambia constantemente.

Audífonos intra-canal (ITC o in the canal)

Son una optimización de los audífonos intra-auriculares ya que son todavía más pequeños y menos visibles, lo que lo convierten en el modelo perfecto para las personas que buscan discreción. Se hacen a medida y se suelen recomendar sólo para personas que sufren pérdidas auditivas medianas.

Entre algunos de sus inconvenientes podemos decir que son difíciles de manipular, son frágiles y requieren de cierto mantenimiento

Audífonos intra-canal interno (CIC o completely in canal)

Son también más pequeños que los audífonos ITE y se colocan en una parte más profunda del oído. Se hacen a medida y en muchos casos se producen con un fino hilo de plástico para luego poderlos quitar. Son prácticamente indetectables.

Audífonos CIC

Audífonos indetectables

No son recomendables para pérdidas auditivas graves. Entre algunos de sus inconvenientes podemos decir que se requiere de ayuda profesional para manipularlos, son frágiles, caros y requieren de cierto mantenimiento. Al ser tan pequeños a veces es difícil manipularlos con el riesgo de que se caigan y se pierdan.

Audífonos oído abierto (RITE o receiver in the ear)

Son los más avanzados, confortables e invisibles.

En este modelo de audífono, el auricular se aloja dentro del canal auditivo, mientras que el amplificador y el micrófono quedan recogidos en una pequeña carcasa detrás de la oreja. Sirven para casos de sordera un poco más graves y que requieren una amplificación mayor. Sólo se fabrican digitales y aseguran una buena calidad de sonido.

MODELO BTE ITE ITC CIC RITE
Sitio colocación Detrás del pabellón auricular Dentro del oído Dentro del conducto auditivo externo Dentro del conducto auditivo externo Detrás del pabellón auricular
Pérdida auditiva Leves a severas Leves a moderadas Moderadas Moderadas Leves a severas
Ventajas Fáciles de manipular, pilas duraderas Más estético, se pueden usar con gafas Más estéticos y discretos Más estéticos y discretos Indetectables
Desventajas Poco discretos, se alteran con el cerumen, incómodos si la persona usa gafas Difíciles de manipular, frágiles Difíciles de manipular, frágiles Se requiere de ayuda profesional para manipularlos, son frágiles, son caros Más caros
Usuarios Personas mayores Personas con gafas, pelo corto Personas que no quieren exteriorizar su discapacidad Personas jóvenes con una vida ajetreada Sorderas más graves con necesidad de mayor amplificación
No se recomienda para Pueden usarlo todas las personas Personas con canal auditivo estrecho, productores de cerumen, niños Pérdidas auditivas severas Personas mayores, niños Personas mayores, niños

3-Según el tipo de amplificación

  • Lineal: amplifican en una relación constante de 1:1. Esto quiere decir que, por cada 10 dB de aumento en el sonido de ingreso hay 10 dB en el sonido amplificado de salida hasta llegar al punto de saturación en el cual a mayor entrada la salida se mantiene constante (suele estar en los 130 dB)
  • Comprimida: los sonidos de baja intensidad se amplifican linealmente hasta llegar a un punto en que se empieza a amplificar menos. Esto es para que los sonidos más intensos no sean molestos

 

¿Cuáles son las ventajas de usar audífonos?

  • Cuando hay ruido, facilita saber de dónde vienen las palabras.
  • Cuando hay ruido, ayuda a que las palabras se oigan mucho mejor.
  • En exteriores, reduce el sonido del viento.
  • Reduce los ruidos de impactos.
  • Reduce los ruidos estables o mecánicos.
  • Disminuye el eco o la reverberación, sobre todo en grandes espacios como en un aeropuerto o una estación.

Todas las prótesis auditivas conllevan programas diferentes de reglaje y ajuste con el fin de asegurarte un mayor confort.

Hoy en día, las prótesis auditivas se pueden conectar con aparatos multimedia como ordenadores, tabletas o smartphones (teléfonos inteligentes).

Para ello, es necesario un adaptador bluetooth. Este adaptador tiene múltiples funciones, como reducir automáticamente el ruido de la calle. También te permite hablar por teléfono escuchando lo que dice tu interlocutor directamente en el canal auditivo. Este adaptador, que cuesta aproximadamente 90 €, aporta un confort real que justifica ampliamente la inversión.

 

¿Quién necesita audífonos?

Todas las personas con dificultades auditivas pueden beneficiarse con el uso de audífonos.

Para eso se debe consultar a un especialista (otorrinolaringólogo) que realizará las pruebas correspondientes y hará la indicación.

Antes de concurrir al médico se puede contestar una serie de preguntas que nos harán tomar conciencia de nuestro problema

Autoevaluación

Lee atentamente las siguientes preguntas y responde sí o no

  • ¿Me pierdo a menudo lo que quiero oír?
  • ¿Pido con frecuencia a la gente que me repita lo que acaban de decir
  • ¿Pienso que la mayoría de la gente habla en un volumen muy bajo?
  • ¿Tengo que esforzarme para oír a otras personas?
  • ¿A menudo malinterpreto lo que dice la gente?
  • ¿Oigo lo que se dice pero no entiendo todas las palabras?
  • ¿Evito las actividades sociales por culpa de mi pérdida auditiva?
  • ¿Tengo problemas para seguir conversaciones en lugares ruidosos?
  • ¿Oigo mejor cuando sólo habla una persona a la vez?
  • ¿Tengo problemas para hablar por teléfono?
  • ¿Oigo pitidos o zumbidos constantes en los oídos?
  • ¿En ocasiones no oigo cuando llaman al timbre o golpean la puerta?
  • ¿Se quejan mi familia y mis amigos de que pongo el televisor o la radio demasiado altos?
  • ¿Se queja la gente de que no presto atención a lo que dice?
  • ¿He frecuentado a menudo lugares ruidosos en el pasado?
  • ¿Acostumbro o acostumbraba poner mis auriculares a un volumen alto?
  • ¿Alguien de mi familia tiene problemas de audición?

Si contesta SI a algunas o todas de estas preguntas sería tiempo de hacer una consulta médica para que evalúen su audición en forma profesional.

 

¿Cómo elegir los audífonos adecuados?

Los audífonos adecuados para cada persona dependen de una serie de características del paciente y de las prótesis

  • Tipo y gravedad de la pérdida auditiva
  • Estilo de vida
  • Factores agregados: otras enfermedades, edad
  • Precio de los audífonos
  • Mantenimiento necesario

¿Cómo se colocan los audífonos?

  1. Deben identificarse el audífono derecho y el izquierdo
  2. Desprenda el protector de la pila y aguarde 5 minutos antes de colocarla en su lugar para que la pila se active en contacto con el aire
  3. Tome la pila por los bordes y colóquela en el porta-pilas. Fíjese que el signo + en la pila coincida con el signo + en el compartimento.
  4. Cierre la tapa. Si no puede hacerlo fíjese que la pila esté bien colocada. Debe oírse un pitido.
  5. Si el audífono es retro-auricular inserte la manguera del molde en el codo del audífono y colóquelo detrás de la oreja.
  6. Para insertar el molde intra-articular lleve la oreja un poco hacia arriba y atrás (adultos) o hacia arriba y adelante (niños)
  7. Con la otra mano coloque el molde dentro de la oreja en forma suave pero firme
  8. Encienda el audífono con el interruptor en “M” y a un volumen cómodo
  9. Para sacarlo, se debe apagar y retirarlo empujando suavemente la parte de atrás de la oreja. Luego sacarlo con el dedo índice
  10. Abra el porta-pila y guárdelo en su estuche

 

Preguntas importantes antes de comprar audífonos

  • ¿Qué tipo de audífono me conviene más?
  • ¿Cuál es el costo?
  • ¿Me ofrecen un período de prueba? Generalmente se pacta un período de entre 30 a 60 días para ver si el paciente se adapta al audífono
  • ¿Cuánto tiempo dura la garantía y que es lo que cubre?
  • ¿Cómo es el mantenimiento?

 

Audífonos baratos: ¡¡CUIDADO!!

Los aparatos auditivos son caros y por lo general no están bien reembolsados, como lo veremos un poco más abajo.

Por eso, algunos pacientes que van a presupuesto optan por buscar aparatos auditivos baratos, conocidos por muchos como sonotones o amplificadores. Debes saber que por lo general estos dispositivos cumplen un objetivo muy alejado del que buscan las personas que quieren volver a escuchar bien.

Por el contrario, los audífonos de calidad son productos sanitarios que solamente se prescriben a través de otorrinolaringólogos y audio-protesistas. Estas prótesis auditivas son mucho más profesionales y se adaptan al oído de cada paciente para solucionar sus deficiencias auditivas. Este tipo de audífonos son la única solución auditiva real.

Por eso, si el precio de las prótesis auditivas es muy bajo, os aconsejamos que os pongáis en guardia. En la mayoría de los casos, un audífono de precio reducido será de baja calidad y conlleva muchos riesgos aparejados. No solamente no será de mucha ayuda para solucionar la sordera, sino que puede provocar lesiones o infecciones en el oído que pueden agravar el problema.

Diferencias entre audífonos y amplificadores de sonido

Algunas empresas tratan de confundir a los pacientes que buscan audífonos baratos presentando los amplificadores de sonido también como audífonos. Y no lo son.

Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS ) “Los audífonos son productos sanitarios que amplifican y procesan sonidos, destinados a compensar deficiencias auditivas. Los amplificadores de sonido son dispositivos electrónicos destinados simplemente a amplificar el sonido ambiental para personas sin deficiencia auditiva”.

Esta diferencia queda muy bien explicada en este breve video.

 

Mantenimiento de los audífonos

La vida media de los audífonos oscila entre 3 a 5 años en los intra-auriculares y entre 5 y 7 años en los retro-auriculares.

Cuidados generales

  1. Antes de manipular los audífonos asegurarse de tener las manos limpias y secas
  2. Mantenerlos lejos del calor y la humedad
  3. Quitarse los audífonos antes de bañarse o nadar
  4. Limpiarse los oídos antes de introducir los audífonos
  5. A la noche sacar la batería y dejar el porta-pilas abierto
  6. Mantener los audífonos alejados de niños y mascotas. Los audífonos pueden emitir un sonido molesto para los perros
  7. Quitarse los audífonos antes de maquillarse, ya que los cosméticos pueden interferir con el control de volumen
  8. Cuando no están en uso conviene guardarlos en la caja deshumidificadora
  9. Cambiar rápidamente las baterías cuando están descargadas
  10. No exponer el audífono a rayos X
  11. Contrólelo cada 6 meses

Limpieza de los audífonos

  1. Limpiar todas las piezas con un paño seco y suave
  2. No usar productos de limpieza como jabones o detergentes ni alcohol
  3. Usar los productos recomendados por el audio-protesista
  4. Si el audífono se moja debe quitar la pila y secarlo rápidamente con un paño suave. Colóquelo a unos 60 cm frente a un secador de pelo en temperatura tibia.

 

Adaptación a los audífonos

Si es la primera vez que va a utilizar audífonos hay un período de acostumbramiento a su uso. Esto se denomina adaptación.

Los audífonos modernos seleccionan el volumen adecuado en el momento de encenderlos.

Se recomienda comenzar a usarlos en su casa y por períodos cortos. Cuando esté cansado retírelos y vuelva a intentarlo en otro momento.

Los audífonos permiten volver a escuchar

Sonidos

De a poco debe ir aumentando el tiempo de uso de los mismos.

Empiece a identificar los sonidos cotidianos: la puerta, el sonido del agua al caer, las risas y conversaciones, el sonido del teléfono, los pájaros y el ruido del tránsito, por ejemplo.

Pida a su familia y amigos que le avisen antes de hablarle. Comience hablando con una persona a la vez. Pídale que hable en forma lenta y modulando las palabras.

Comience a  aumentar la distancia a la persona.

Probablemente no entenderá todas las palabras sobre todo si el ambiente es ruidoso o las voces están distantes.

Colóquese frente a la persona con la que está hablando para poder ver el movimiento de sus labios.

Audífonos y adaptación

Como adaptarse a los audífonos

Cuando comience a participar en conversaciones grupales trate de concentrarse en una persona y no preste atención a los ruidos ambientales.

Reduzca el nivel de ruido: apague el televisor, la música y cierre las ventanas para disminuir el ruido exterior.

La televisión puede ser difícil de entender. Las películas generalmente están dobladas al español y tienen mucho ruido de fondo. Siéntese lo más cerca posible al equipo.

Para facilitar la comprensión de la televisión existe un sistema especial, inalámbrico e independiente de su audífono, que le proporciona un sonido claro y sin interferencias. También pueden utilizarse auriculares conectados al televisor.

Para hablar por teléfono cuando se usa un solo audífono puede ser que entienda mejor por el oído que no lo tiene.

Si prefiere usar el audífono, coloque el interruptor en T y el auricular cerca del micrófono buscando la posición y el volumen que le den mayor comprensión.

 

Problemas y cómo solucionarlos

  1. No hay ningún sonido
    1. Audífono apagado: enciéndalo
    2. Pilas gastadas: cambie las pilas
    3. Pilas mal colocadas: revise la posición
    4. Molde tapado con cera o agua: lave y seque
    5. Porta-pila mal cerrado: ajuste la tapa
  2. No oye lo suficiente:
    1. Volumen bajo: ajuste el control
    2. Molde desajustado: vuelva a colocarlo
    3. Pila agotada: cámbiela
    4. Molde tapado con cera o agua: lave y seque
  3. Pitido constante:
    1. Ajuste incorrecto: saque y vuelva a colocarlo
    2. Volumen demasiado alto: baje el volumen
  4. Ruido como de motor:
    1. Pila baja: cámbiela
    2. Contacto de pila sucio: limpie el porta-pila
  5. Sonido distorsionado:
    1. Pila baja: cámbiela
    2. Manguera del molde acodada o tapada: cámbiela
    3. Mala colocación del molde o el audífono

 

Dificultades e inquietudes más comunes

  • Mi voz suena extraña: esto es muy normal al principio pero, con el tiempo, se irá acostumbrando a la nueva manera de escuchar los sonidos. A veces la voz se siente demasiado fuerte (efecto de oclusión).
  • Los sonidos se oyen muy fuertes: debe habituarse nuevamente a sentir los sonidos que hace mucho no escuchaba. Al principio puede ser incómodo y molesto pero el uso frecuente ayuda a acostumbrarse.
  • A veces escucho que hablan pero no entiendo que dicen: el audífono aumenta el volumen pero la discriminación de las palabras depende también de otros factores. Pídale a las personas que le hablen lento, modulando bien y que se ubiquen cerca y de frente para que usted pueda leer sus labios también.

¿Por que algunas personas se niegan a usar sus audífonos?

Existen algunas personas con hipoacusia que ya han sido vistas por el especialista y éste les ha indicado los audífonos.

A pesar de haberlos comprado se niegan a usarlos.

¿Cuáles serían las razones que esgrimen para justificar esta actitud?

1- Falta de motivación personal: no echan en falta su audición y compraron los audífonos por presión familiar
2- Les da vergüenza llevar audífonos.
3- El mantenimiento diario de los audífonos les supone demasiado problema: por trastornos en la movilidad o la vista por ejemplo
4- Han intentado usarlos pero no se han cumplido sus expectativas
5- Necesitan llevar dos audífonos pero sólo compraron uno por problemas financieros
6- El ruido de fondo es demasiado molesto.
7- Los audífonos son incómodos.
8- Es posible que no hayan recibido orientación suficiente después de comprarlos

Accesorios para audífonos

Pilas o baterías

Las pilas duran habitualmente entre 7 y 15 días. Esto depende del tipo de aparato, de su capacidad y del tiempo de utilización del audífono.

Pueden ser de diferentes tamaños y diferentes capacidades. La capacidad de una pila se mide en miliamperios/hora (mAh) y nos indica la duración de la pila.

Distintas pilas para audífonos

Pilas para audífonos

Es bueno tener siempre una pila de repuesto.

Los modelos más avanzados tienen un medidor de batería: cuando la pila se está descargando emite un pitido.

Los tamaños de las pilas están estandarizados y vienen identificados por colores.

Así tendremos: 5-rojo, 10-amarillo, 13-naranja, 312-marrón o 675-azul.

Las pilas de los audífonos de zinc-air se activan con el oxígeno del aire.

Antes de insertar la pila en el audífono, se debe quitar la etiqueta adhesiva ya que esta pestaña protege el zinc que hay en el interior para que no active la batería. Al retirarla se permite la entrada de oxígeno activando la batería.

El costo de las pilas oscila entre los 15 y 40 €.

Gel lubricante

Ayuda a colocar el audífono en el oído. Previene irritaciones. Es de uso diario y cuesta aproximadamente 5 €.

Toallitas individuales húmedas

Permiten limpiar y desinfectar los audífonos de manera rápida y eficaz.

Desinfectante para audífonos

Es indispensable para evitar el riesgo de infecciones. Permite limpiar eficazmente el  cerumen. También desinfecta el conducto auditivo. Es de uso diario y cuesta entre 10 y 15 €.

Filtros anti-cerumen

Están diseñados para repeler la suciedad y cerumen de los componentes internos del audífono; ya que es el componente que en ausencia del filtro se puede ver más afectado en caso de una obstrucción por algún agente externo como la cera producida en los oídos.

Deshumidificador

Es un aparato que contiene una cápsula de silicio. Ésta suprime casi por completo la humedad y limita así el deterioro del aparato.

Deshumidificador para audífonos

Deshumidificador

Se utilizan durante la noche y son eléctricos. Tienen distintos programas de secado y utilizan luz ultravioleta para actuar como bactericidas.

Pera de aire

Permite limpiar partículas de polvo y cera y desobstruir el tubo que une el audífono con el molde auricular que se inserta en el canal auditivo. Es indispensable utilizarlo cada 3 o 4 días. Cuesta alrededor de 5 €.

Medidor de carga de baterías

Sirve para conocer la autonomía restante de las pilas.  Es muy práctico y os salvará de quedaros sin batería en más de una ocasión. Cuesta alrededor de 5 €.

 

¿Cuánto cuestan los audífonos?

Muchas personas con deficiencias auditivas no pasan por la consulta del otorrinolaringólogo ni compran una prótesis auditiva porque piensan  que son caras y están mal reembolsadas por la Seguridad Social.

El precio de los audífonos oscila entre 600 y 4000 €.

El rango de precios varía de acuerdo al modelo.

Los audífonos BTE o retro-auriculares, que son los más utilizados, suelen costar entre 600 y 3000 €.

Los ITE o intra-auriculares permiten más funciones y por lo tanto su precio es más elevado, de 900 a 2000 €.

Los audífonos ITC (en el canal) pueden estar también en ese mismo rango de precios al igual que los CIC (completamente dentro del canal).

Los audífonos para niños suelen ser un poco más caros y arrancar a partir de los 1800 €.

¿Qué factores determinan el precio de los audífonos?

Debes saber qué es lo que le da valor a los audífonos de última generación.

Ciertas características encarecen el producto pero también ayudan a que tu calidad de vida sea mejor.

Entre estas podemos mencionar:

  • Conectividad: para poder conectar los audífonos con tus dispositivos electrónicos (teléfono, televisor)
  • Micrófono direccional: para que todo lo escuches con total nitidez y sin ruidos molestos
  • Sistema anti-acoplamiento: sirve para eliminar la retro-alimentación de forma rápida y efectiva y no sufrir desagradables pitidos.
  • Reductores de ruido ambiental: para escuchar solo lo que interesa, sin ruido residual que impida disfrutar correctamente de lo que oyes.
  • Conversores de frecuencia: para desplazar los sonidos de frecuencias agudas a frecuencias más graves de acuerdo a las necesidades.
  • Conexión bluetooth: para hablar con móviles y teléfonos fijos
  • Indicador de batería baja
  • Control de volumen: automático y manual

¿Quiénes pueden vender audífonos?

En España sólo los Técnicos superiores en Audioprótesis o en Audiología Protésica están capacitados para seleccionar y ajustar audífonos (Real Decreto 1087/2005).

 

¿Los audífonos están cubiertos por la seguridad social?

En el caso de los adultos, no. Sin embargo, el instituto nacional de salud español (INSALUD) subvenciona la adquisición de audífonos para bebés y niños menores de 16 años con un máximo de 740 €.

Los adultos que necesitan el reembolso del gasto de los audífonos deben obtener una póliza de seguros que cubra específicamente las alteraciones de audición en una de las compañías de seguros privada

Los niños que reúnen los requisitos para recibir la subvención pública, necesitan que un especialista en otorrinolaringología firme los documentos de solicitud pertinentes.

Las pilas, reparaciones y otro tipo de equipos deben pagarlos los usuarios. No existen subvenciones públicas.

Las ayudas financieras

En el caso de una pérdida media superior a 50 decibelios, un paciente puede ser reconocido con una minusvalía para trabajar. Si es así, deberá conseguir una resolución del Departamento de personas con discapacidades.

Para los funcionarios públicos o similares, es posible obtener una ayuda financiera complementaria.

Si llevar un aparato auditivo es completamente indispensable para el desempeño del trabajo, se puede conseguir una deducción fiscal. Para eso debe presentarse un certificado médico que avale el pedido. .

Las personas jubiladas que no se benefician más de la CMU pueden solicitar una ayuda suplementaria.