Hipoacusia: Síntomas y tratamientos, todo lo que debes saber

La hipoacusia se está convirtiendo en un grave problema de salud a nivel mundial. En los últimos años ha aumentado de forma exponencial el número de personas con algún tipo de alteración auditiva.

Sólo en España se calcula que 3,7 millones de personas (el 8% de la población) podrían padecer algún tipo de deficiencia auditiva.

¿Lo peor de todo?

Según algunos estudios más de 1,8 millones de españoles ni siquiera lo saben. Y es que la sordera ya no es sólo un problema que afecta a las personas mayores. Cada vez son más los menores de 50 años que acuden al otorrinolaringólogo para hacerse un test auditivo.

¿Cuáles son las principales razones de la hipoacusia en personas jóvenes? El ruido y los malos hábitos parecen ser los responsables de que las personas con más edad ya no sean las únicas condenadas a vivir con un audífono.

¿Qué es la hipoacusia?

La hipoacusia es la disminución de la capacidad auditiva que produce una dificultad o imposibilidad para oír. Afecta al oído y se presenta en grados diferentes. Puede ser unilateral, cuando afecta a un solo oído, o bilateral si afecta a los dos .

Que es la hipoacusia

Hipoacusia

Hay que estar atento a las alteraciones auditivas porque una hipoacusia que no se haya tratado a tiempo puede acarrear problemas irreversibles a la larga. Por este motivo, es importante corregir las deficiencias auditivas desde los primeros signos.

Si sufres una pérdida auditiva, tranquilo: normalmente tiene solución. Además, debes saber que ahora las ayudas auditivas son más discretas, menos invasivas y mucho más eficaces.

Preguntas que nos hacemos ante este diagnóstico

Cuando a una persona le diagnostican algún tipo de hipoacusia normalmente la noticia le genera preocupación, sobre todo si se trata de una sordera grave. Es bastante normal plantearse una serie de preguntas y es entonces cuando a uno le asaltan un mar de dudas: ¿cuáles son los primeros síntomas del inicio de sordera? ¿Qué tipos de hipoacusia hay? ¿Hay prótesis auditivas adaptadas a los niños? ¿Cómo se cura una hipoacusia infantil?

El equipo de Audialia está a tu disposición para que encuentres todas las respuestas.

 

Síntomas del inicio de la sordera

Más allá de algunas enfermedades congénitas, es raro que la hipoacusia aparezca de la noche a la mañana. Los síntomas de la sordera suelen aparecer de forma progresiva y eso hace que muchas veces ni nos demos cuenta de que sufrimos una pérdida auditiva. Os dejamos un pequeño listado con los principales signos que os deben poner alerta y hacer reaccionar lo más rápido posible.

Generalmente los primeros en darse cuenta son los familiares y amigos. Muchas personas entran en una fase de negación del problema y a veces tardan hasta 5 años en reconocer la alteración.

Los indicios son, por ejemplo:

  • Subir mucho el volumen del televisor o la radio
  • Contestar algo distinto a lo que se le pregunta
  • Confundir palabras parecidas
  • Pedirle a los demás que repitan lo que les dicen
  • Ciertos sonidos parecen demasiado fuertes y molestan
  • Difícilidad para seguir conversaciones cuando hay varias personas
  • En niños: no reaccionan ante ruidos fuertes, evita jugar con otros niños, su balbuceo no deviene en palabras, no obtiene buenos resultados en el colegio, debe girar la cabeza para saber de dónde proviene el sonido.

Tipos de hipoacusia

Existen distintos tipos de hipoacusia.

  • Sordera conductiva o hipoacusia de transmisión

La sordera de trasmisión, también llamada sordera conductiva, se produce cuando hay un bloqueo en la transmisión del sonido a nivel del conducto auditivo. Afecta al oído externo o medio. Puede deberse a que los huesecillos del oído (martillo, yunque y estribo) no conducen el sonido adecuadamente o porque el tímpano no vibra en respuesta al sonido. Se produce por algún tipo de obstrucción o por enfermedades (sobre todo timpanoesclerósis y otoesclerosis) que afectan a la capacidad de escucha.

¿Cuáles son los principales síntomas de la sordera de transmisión? Te darás cuenta de que la sufres cuando no oigas bien las conversaciones. También si alguien te susurra al oído y no le escuchas en absoluto. Las personas afectadas por la sordera de transmisión experimentan la sensación de tener el oído tapado, pero oyen todas las frecuencias aunque a un volumen mucho más bajo. Algunos casos tienen fácil solución, y en otros es útil la implementación de audífonos.

Tipos de hipoacusia

Esquema de los tipos de sordera

Sordera de percepción o hipoacusia neurosensorial

Se produce porque las células ciliadas están lesionadas. No tiene cura y provoca que unas frecuencias se escuchen más que otras. Por eso, cuando una persona sufre sordera de percepción —también llamada sordera neurosensorial— el ruido ambiental le molesta bastante mientras que le cuesta escuchar las voces normales.

En el caso de sufrir una sordera de percepción, el que la padece tiende a hablar más fuerte y a pedir a su interlocutor que le repita lo que le acaba de decir. Además, los que sufren de sordera de percepción difícilmente pueden mantener una conversación a varias bandas cuando hay varias personas hablando a la vez. Por lo general, las voces le suenan como murmullos y tiene problemas para oír cuando hay ruido de fondo.

Si la persona que padece esta enfermedad está atenta a una conversación y se tapa una oreja, no percibe de dónde viene el sonido. Si el sitio es ruidoso, apenas es capaz de escuchar la conversación. Este tipo de hipoacusia se sitúa en el oído interno y/o las vías nerviosas auditivas. Dependiendo de su nivel, será necesario el uso de un audífono o de un implante coclear.

  • Hipoacusia mixta

La hipoacusia mixta es una combinación de las dos afecciones anteriores: hay una pérdida auditiva de percepción y también de transmisión. La sordera involucra el oído interno, así como el oído externo y medio. La intensidad de este tipo de afección puede oscilar entre leve o profunda.

Sus síntomas dependen de cuál de los dos tipos de sordera es la predominante en la hipoacusia mixta: si la hipoacusia es mayoritariamente conductiva, entonces la persona que la sufre es capaz de entender lo que le dicen, pero solo cuando el volumen es lo suficientemente alto y no hay demasiado ruido de fondo. Por el contrario, si la hipoacusia es mayormente neurosensorial, le puede resultar difícil comprender lo que le dicen, incluso cuando las condiciones para escuchar son óptimas (volumen adecuado del habla y lugar tranquilo).

Para las personas que sufren este tipo de hipoacusia los sonidos pueden parecer más bajos de lo que realmente son, y además más difíciles de entender. Por eso, si te cuesta comprender las conversaciones es posible que sufras sordera mixta. El problema de esta hipoacusia se intensifica al tener una conversación en un lugar abierto, sobre todo si hay viento, aunque también se agrava en los lugares cerrados con música.

 

  • Hipoacusia central

Se da cuando hay lesiones en los centros auditivos del cerebro. Las causas pueden ser un stroke o ictus (enfermedad cerebro vascular que provoca falta de irrigación en el cerebro), infecciones o tumores que afectan el cerebro.

 

La hipoacusia también puede clasificarse:

  1. Cuantitativamente: de acuerdo a cuán profunda es la pérdida auditiva. Se llama cofosis a la sordera total.
  2. Locutivamente: de acuerdo a la alteración del lenguaje.
  3. Etiológicamente: tomando en cuenta la causa de la sordera.
  4. Topográficamente: especificando cual es el lugar donde se halla la lesión que produce la sordera.

 

Causas de hipoacusia

Dependiendo del tipo de sordera, las causas varían bastante. A continuación, os dejamos una relación con las posibles causas de la hipoacusia para que podáis estar atentos al menor síntoma. Si manifiestas alguno de ellos, te recomendamos que consultes lo antes posible a un otorrinolaringólogo.

Hipoacusia congénita (presente en el momento del nacimiento):

  • Malformaciones
  • Alteraciones genéticas
  • Infecciones maternas que causan enfermedad en el feto (herpes, toxoplasmosis, rubéola)

Sordera de transmisión / hipoacusia conductiva:

  • Presencia de líquido luego de una otitis
  • Perforaciones del tímpano.
  • Tapón de cera de gran tamaño en el conducto auditivo externo
  • Obstrucción del conducto auditivo por un cuerpo extraño.
  • Colesteatoma (quiste en el oído medio)
  • Traumatismo craneal.

Sordera de percepción / hipoacusia neurosensorial:

  • Otitis
  • Infecciones como meningitis, paperas, sarampión o escarlatina
  • Traumatismo acústico: por causas laborales o recreativas
  • Laberintitis.
  • Barotraumatismo (diferencias de presión a ambos lados del tímpano): por buceo por ejemplo
  • Síndrome de Meniere
  • Presbiacusia: pérdida auditiva debido al envejecimiento
  • Tumores como el neuroma acústico
  • Ciertos medicamentos ototóxicos

Hipoacusia mixta:

  • Envejecimiento
  • Exposición prolongada a ruidos fuertes (conciertos de rock, auriculares a volumen alto)
  • Exposición a ruidos muy fuertes (explosiones, disparos, fuegos artificiales)
  • Infección de oído
  • Traumatismo craneal con fractura de cráneo
  • Tumores como un neurinoma acústico

Diagnóstico de la hipoacusia

Incluso conociendo los síntomas de cada tipo de sordera, no es tan sencillo saber si la sufrimos o no. Es imprescindible realizar un test de audición o audiometría y ver los resultados. El objetivo del test es establecer un diagnóstico preciso sobre la naturaleza del problema para buscar la mejor solución y determinar el grado y tipo de hipoacusia. El nivel de pérdida auditiva se mide en decibelios (dB).

Audiometría en hipoacusia

Realización de audiometría

A continuación, os presentamos una tabla con los diferentes grados de sordera en función de la pérdida en decibelios de la capacidad para escuchar, y sus consecuencias.

GRADO DE PÉRDIDA AUDITIVA UMBRAL AUDITIVO (EN DB) CONSECUENCIAS
SIN PÉRDIDA AUDITIVA 0-20 En este caso, la capacidad auditiva se considera normal.
LEVE 21-40 En un entorno ruidoso, las conversaciones y palabras menos fuertes apenas se oirán. En un entorno silencioso, se escucha todo con normalidad, aunque cuesta percibir los susurros. Se puede mantener una conversación frente a frente con una persona o un grupo pequeño
MODERADA 41-55 Hará que tengas que aumentar el volumen de la TV. Las conversaciones serán poco perceptibles sobre todo en sitios con ruido de fondo. Nos cuesta entender algunas palabras y no diferenciamos algunos agudos.
MODERADA-SEVERA 56-70 Cuesta mantener una conversación a varias bandas. La percepción de algunas palabras disminuye claramente.
SEVERA 71-90 Eres incapaz de oír las palabras a un nivel acústico normal y tienes problemas con los ruidos leves. No sigues las conversaciones, solo escuchas palabras sueltas y muy pocos sonidos ambientales. Es necesaria una amplificación.
PROFUNDA MÁS DE 91 Las palabras y los sonidos apenas se escuchan. Dejamos de percibir prácticamente todos los sonidos.

El otorrinolaringólogo también podrá solicitar estudios por imágenes como tomografía axial computada (TAC) o resonancia magnética nuclear (RMN) para descartar la presencia de tumores o fracturas y una timpanometría. para establecer la indemnidad y movilidad de la membrana timpánica.

Existen otros estudios de competencia del especialista que permiten afinar el doiagnóstico y decidir el tratamiento.

Entre éstos tenemos:

  • Prueba de Schwabach: comparación de la conducción ósea del paciente a nivel de la mastoides con la del examinador. Se usa un diapasón y se ocluye el conducto auditivo externo. De esa forma si el paciente deja de escuchar el diapasón antes que el examinador se habla de “conducción ósea absoluta reducida”.
  • Test de Weber: exploración comparativa de ambos oídos mediante el uso de un diapasón.
  • Prueba de Rinne: evalúa como se perciben los sonidos en ambos oídos a nivel óseo (mastoides) y aéreo (conducto auditivo)
  • Test de Gellé: sirve para detectar la otosclerosis.
  • Audiometría tonal supraliminar: estudia el estado de la cóclea y del nervio auditivo.

 

¿Cuándo consultar al médico?

  • Si su pérdida auditiva interfiere con sus actividades diarias
  • La pérdida auditiva empeora o no desaparece
  • Es unilateral
  • Tiene una pérdida auditiva repentina con acufenos o tinnitus
  • Presenta otros síntomas como dolor de oídos o mareos
  • Presenta cefalea, adormecimiento o debilidad de alguna parte del cuerpo

Consecuencias de no ir al médico

El no reconocer el problema puede traer serias consecuencias en su vida ya que una hipoacusia no tratada puede acarrear problemas físicos, mentales y psicológicos.

Entre estos podemos mencionar:

  • Abandonar sus actividades preferidas
  • Perder la voluntad de realizar cosas y entrar en una fase de depresión y falta de interés sintiéndose desconectado de la gente que lo rodea
  • Aislarse de las conversaciones
  • Ser intolerante con sus familiares y amigos
  • La hipoacusia está relacionada con una disminución de la memoria, la capacidad de aprendizaje y rendimiento en el trabajo.
  • Pueden incrementarse las posibilidades de accidentes ya que se reduce el estado de alerta

¿A quién consultar ante una pérdida auditiva?

Si has reconocido alguno de los síntomas de pérdida auditiva y piensas que puedes sufrir sordera, entonces debes consultar al otorrinolaringólogo. Está especializado, entre otras cosas, en hipoacusia y problemas de audición. Él os hará un chequeo completo del estado de vuestro oído y determinará cuál es el problema. Si el otorrinolaringólogo te detecta cualquier tipo de deficiencia auditiva, te pondrá el tratamiento adecuado. Y te enviará al fonoaudiólogo.

Tratamiento de la hipoacusia

Cirugía

En algunos casos muy especiales el paciente puede beneficiarse con la realización de una cirugía, por ejemplo en el caso de malformaciones, perforaciones del tímpano (reparando el defecto de la membrana), colocación de tubos de drenaje para eliminar el exceso de líquido en el oído o reparación de los huesecillos del oído (osiculoplastia).

En el resto de los casos se necesitan dispositivos que ayuden al paciente a oír.

Audífonos

Audífonos para hipoacusia

Audífonos para el tratamiento de la hipoacusia

Se trata de los llamados audífonos que son aparatos auxiliares que amplifican el sonido y permiten, por lo tanto, que el paciente escuche mejor. Debe ser indicado por un otorrinolaringólogo y realizado por un audiólogo.

Clases de audífonos

Los distintos tipos de prótesis auditivas se diferencian fundamentalmente por su ubicación.

  1. Audífonos retroauriculares o BTE (behind the ear): se adaptan con un molde de la oreja y el conducto auditivo externo hechos a medida. Éste se conecta al audífono con una sonda de plástico. Es el indicado cuando se necesita mucha amplificación. Existen modelos analógicos y digitales.
  2. Audífonos intraauriculares o ITE (in the ear): se colocan dentro del conducto auditivo externo, haciéndolos menos visibles. Esta opción cada vez es más popular debido a su discreción. Se utilizan para alteraciones auditivas leves o moderadas y no está recomendada para hipoacusias severas o profundas. Recogen el sonido ambiente transformando la señal acústica en eléctrica, para adaptarla después a la pérdida auditiva del paciente. No lo aconsejamos para personas con el canal auditivo estrecho o pequeño, ni para las que producen mucha cera. Existen modelos analógicos y digitales.
  3. Audífonos intracanal o ITC (in the canal): son todavía más pequeños y menos visibles, lo que lo convierten en el modelo perfecto para las personas que buscan discreción. Se hacen a medida y se suelen recomendar sólo para personas que sufren pérdidas auditivas medianas. Existen modelos analógicos y digitales.. Entre algunos de sus inconvenientes podemos decir que son difíciles de manipular, son frágiles y requieren de cierto mantenimiento
  4. Audífonos intracanal interno o CIC (complete in canal): se colocan en la parte más profunda del oído. Se hacen a medida y en muchos casos tienen un fino hilo de plástico para luego poderlos quitar. Son prácticamente indetectables. No son recomendables para pérdidas auditivas graves. También hay modelos analógicos y digitales. Entre algunos de sus inconvenientes podemos decir que se requiere de ayuda profesional para manipularlos, son frágiles, caros y requieren de cierto mantenimiento.
  5. Audífonos de oído abierto o RITE (receiver in the ear): son los más avanzados, confortables e invisibles. En este modelo de audífono, el auricular se aloja dentro del canal auditivo, mientras que el amplificador y el micrófono quedan recogidos en una pequeña carcasa detrás de la oreja. Sirven para casos de sordera un poco más graves y que requieren una amplificación mayor. Sólo se fabrican digitales y aseguran una buena calidad de sonido.

 

Implante coclear

Hipoacusia e implante coclear

Implante coclear

Se utilizan en casos de personas completamente sordas.

Se trata de trasductores que convierten las señales auditivas en eléctricas, estimulando de esta forma el nervio de la audición. A su vez estas señales son procesadas por este dispositivo permitiéndole al paciente comprender los sonidos.

¿En quienes está indicado un implante coclear?

El implante coclear está indicado en casos muy específicos:

  • Pacientes con hipoacusia de moderada a profunda en ambos oídos.
  • Personas en las que hayan fracasado los audífonos.
  • Pacientes con un puntaje de menos del 50% en pruebas de reconocimiento de frases en el oído a implantar
  • Hipoacúsicos con un puntaje de menos del 60% en pruebas de reconocimiento de frases en el oído no implantado o en ambos oídos con prótesis auditivas.

 

Hipoacusia Leve

Para la sordera leve no es obligatorio portar un aparato auditivo, pero en algunos casos puede estar recomendado.

¿Las razones?

  • Mejora la vida social y reduce el riesgo de aislamiento.
  • El audífono permite evitar que la audición no se degrade antes de tiempo.
  • Cuanto más joven, más fácil de adaptarse a llevar el aparato auditivo.

Hipoacusia moderada a profunda

Para las sorderas que oscilan de moderada a profunda es necesario poner una ayuda auditiva. El otorrinolaringólogo os la prescribirá y deberéis consultar a un audioprotesista. Se trata de un técnico sanitario formado en audiología que está especializado en corregir la audición. Es el encargado de adaptar los audífonos a tus necesidades. En lo que respecta a la vista, podría equipararse a la labor del óptico que gradúa las gafas.

 

Hipoacusia infantil

En España cada año nacen miles de niños con problemas auditivos. Los otorrinolaringólogos aconsejan que cuando haya sordera infantil, los niños se acostumbren a las ayudas auditivas lo antes posible para estimular su experiencia acústica. Nosotros recomendamos los audífonos retro-auriculares por su comodidad, seguridad y fácil manejo.

¿Hay prótesis auditivas para niños?

Hipoacusia: tratamiento en niños

Tratamiento de la hipoacusia infantil


Sí. A continuación te presentamos algunos aspectos generales que deberás tener en cuenta a la hora de elegir una prótesis auditiva infantil:

  • El tipo y el grado de alteración auditiva del niño.
  • Los niños están todo el día jugando y son muy curiosos, por eso el audífono debe soportar los golpes y ser resistente al polvo y la humedad y el sudor.
  • Es importante que tengan puertos de audio compatibles con los sistemas FM de las aulas y demás lugares.
  • Los niños aceptan mucho mejor los audífonos de colores.
  • Debe ser sencillo de manipular. Los niños deberán saber manipular el audífono, sobre todo para desactivar el control manual de volumen ya que muchas veces sin querer pueden ajustarse el volumen a una intensidad inapropiada.

¿Cómo podemos ayudar a una persona con hipoacusia?

  1. Hablarle de más cerca
  2. Mirarla de frente
  3. No comer, masticar ni fumar mientras se dirige a la persona
  4. No tapar los labios
  5. Tratar de reducir el ruido ambiental (bajar el volumen del televisor o la radio)
  6. Hablar en forma clara tratando de articular bien
  7. No gritar porque la voz se distorsiona
  8. No pasar de un tema a otro en forma rápida. Terminar con una idea antes de pasar a otra.
  9. Evitar las conversaciones en grupos numerosos

Conclusión

La sordera o hipoacusia es algo que preocupa y da un poco de vergüenza a la persona que lo padece.

Pero, en la actualidad, hay muchas formas de volver a tener una vida plena y conectada con los demás.

Referencias

https://www.audifon.es/glosario-audifon-hipoacusia

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003044.htm

https://www.cochlear.com/la/home/understand/hearing-and-hl/what-is-hearing-loss-/degrees-of-hl