En la actualidad existen muchos métodos para paliar la sordera. Uno de los más vanguardistas es el implante coclear. Este tipo de implantes auditivos devuelven a la audición a personas que nunca hubieran creído que podían volver a escuchar. Poder volver a oír la voz de los seres queridos, el canto de los pájaros o tu música preferida es un regalo que nos hace la ciencia médica.

¿Qué es un implante coclear?

El implante coclear es un dispositivo electrónico llamado transductor. Su función es transformar las señales sonoras en señales eléctricas. Éstas, a su vez, estimulan el nervio auditivo.

Partes de un implante coclear

Este implante auditivo está formado por una parte externa y una interna.

Implantes cocleares: una solución a la sordera

Implantes cocleares

Parte externa

  1. Micrófono: que es el encargado de captar las señales sonoras y transmitírselas al procesador.
  2. Procesador: selecciona los sonidos más útiles para el lenguaje y los codifica enviándoselos al transmisor. En éste se encuentra la pila que da alimentación a todo el sistema
  3. Pero la verdadera causa sigue siendo desconocida. envía esos sonidos ya codificados al receptor.

Parte  interna

  1. Receptor-Estimulador: se coloca en la mastoides, por detrás del pabellón auricular. Envía las señales eléctricas generadas a los electrodos.
  2. Electrodos: localizados en el interior de la cóclea. Su función es estimular las células nerviosas aún funcionantes. Estos estímulos pasan entonces a través del nervio auditivo al cerebro teniendo así el paciente la sensación de “oír”.

Ambas partes están conectadas por un cable y un imán.

Tipos de implantes cocleares

Existen algunas clasificaciones basadas en diferentes características.

De acuerdo al número de canales

  • Implantes mono-canal.
  • Implantes multi-canales.

Según el tipo de procesador, puede ser:

  • Retro-auricular
  • Tipo petaca (también llamado botón).

Según el tipo de alimentación:

  • Pilas normales.
  • De tipo botón.
  • Recargables.

Si se ponen en uno o ambos oídos:

  • Unilaterales
  • Bilaterales: la colocación en ambos oídos permite mejorar la capacidad de identificar la dirección desde donde provienen los sonidos y también distinguir entre los sonidos que desea escuchar y los que no.

Según la ubicación de los electrodos:

  • Intracocleares: pueden colocarse por dentro
  • Extracocleares: van por fuera de la cóclea

¿Cual es la diferencia entre los implantes cocleares y los audífonos?

Los audífonos son prótesis aiditivas que amplifican los sonidos. Los implantes cocleares son implantes auditivos que sustituyen la función del oído realizando el trabajo que haría la cóclea para transmitir las señales sonoras al cerebro.

Las personas que poseen un implante coclear llegan a tener una comprensión de frases del 80%. Esto es mucho más del 10% que se logra habitualmente con prótesis auditivas.

Requisitos para ser candidato a un implante coclear

Los implantes cocleares no son para todos los pacientes aquejados de sordera. Hay ciertos requisitos que deben cumplirse para recibir un implante coclear:

  • Sordera neuro-sensorial bilateral total o casi total.
  • Fracaso de las prótesis auditivas comunes (audífonos).
  • Creencia del paciente en cuanto a la mejoría que implicaría la colocación del implante.
Audición por implantes cocleares

Activación cerebral

Hay ciertas diferencias entre las personas que nunca escucharon y por lo tanto no saben hablar (pre-locutivos) y los que perdieron su audición después de la adquisición del lenguaje (post-locutivos).

En éstos últimos es espectacular como con poco tiempo de rehabilitación, aumenta la inteligibilidad (comprensión de la palabra hablada), incluso sin lectura de labios.

Contraindicaciones

  1. Malformaciones congénitas como la agenesia (ausencia total o parcial) bilateral de la cóclea
  2. Hipoacusia de origen central (sordera por alteraciones a nivel del cerebro)
  3. Enfermedades psiquiátricas severas que no le permitan realizar la rehabilitación
  4. Enfermedades que no permitan que el paciente sea anestesiado
  5. Ausencia de motivación para ser implantado

Limitaciones de los implantes cocleares

  • Tiempo: lleva un tiempo acostumbrarse a interpretar los sonidos que se reciben.
  • Deportes: no se puede nadar con la porción exterior colocada (aunque actualmente hay accesorios protectores que lo permiten). Deben evitarse los golpes en la zona del implante. Pero, por otra parte, hay pacientes que practican deportes incluso en forma competitiva.
  • Aeropuertos: se debe pasar por fuera de los controles de los aeropuertos ya que, al poseer partes metálicas, pueden activarse los controles. Siempre desconectar el procesador durante las maniobras de despegue y aterrizaje (de la misma forma que cualquier otro dispositivo electrónico)
  • Pruebas diagnósticas: no pueden realizarse resonancias magnéticas. La única posibilidad es retirar previamente el imán situado a nivel de la antena del receptor salvo en algunos modelos especìficos.
  • Descargas eléctricas: mencionamos este tema porque es un mito. No es verdad que los implantes cocleares atraigan los rayos
Criterios de selección para colocar implantes cocleares

Previo a la colocación de un implante coclear deben realizarse ciertas pruebas. Sirven para  comprobar si el paciente tiene posibilidades de restablecer su audición con este implante auditivo.

Implantes cocleares

Implantes cocleares

¿Cuáles son estas pruebas?

  • Audiometría tonal y logo-audiometría (verbal) para determinar el grado de audición e inteligibilidad del paciente (discriminación del lenguaje). El paciente debe puntuar 50% o menos en pruebas de reconocimiento de frases en el oído a implantar y/o 60% o menos en el oído no implantado, o en ambos oídos con prótesis auditivas.
  • Impedanciometría: para evaluar motilidad de la membrana timpánica y la integridad de los huesecillos del oído medio
  • Evaluar el funcionamiento de la porción vestibular del oído interno
  • Test del promontorio: sirve para determinar si la estimulación del nervio auditivo produce sonido y el grado de discriminación del mismo. Se realiza con una punción a través de la membrana del tímpano con un electrodo estimulador. Se aplica un estímulo eléctrico para determinar si éste provoca sensación de sonido. En los adultos se realiza con anestesia local y en los niños con anestesia total.
  • Test electroneurofisiológico: como por ejemplo los potenciales evocados. Ésta es una prueba diagnóstica. Se usa para evaluar la respuesta del cerebro frente a estímulos externos (chasquidos y tonos agudos que pueden ser captados por el oído). Los electrodos, que se colocan en la cabeza, registran la respuesta ante estos estímulos y diagraman una curva semejante al electroencefalograma.
  • Tomografía axial computada (TAC) para determinar el estado de calcificación de la cóclea y si existe algún grado de malformación de la misma
  • Evaluación psicológica
  • Test logopédico: sirve para valorar comprensión de la palabra hablada, desarrollo del lenguaje y lectura de labios

Para todo esto es necesario un equipo multidisciplinario formado por un otorrinolaringólogo, psicólogo, logopedas, especialistas en imágenes, neurólogos, etc.

Implantes exitosos

Hacia fines de los años 60 en Los Ángeles William House (médico norteamericano) implanta varios electrodos de oro en el interior de la cóclea de su paciente. Éste era un profesor que había quedado sordo debido a una infección del oído. Los cables salían a través de la piel y se conectaban a computadoras que ocupaban un gran espacio.

Recién en 1973 se logra el primer implante portátil. Los cables se conectaban con una especie de enchufe atornillado a la apófisis mastoides. Eran frecuentes las infecciones.

En 1978 Graeme Clark (médico australiano) realiza los primeros implantes multi-canal y logra, con un gran trabajo de rehabilitación, que esos pacientes comprendan la palabra hablada sin necesidad de leer los labios.

En España el primer implante coclear se colocó en 1985 y el número aproximado de implantados es de más de 15.000 pacientes. 60% son adultos y 40% son niños.

¿Cómo es la operación para el implante colclear?

La intervención quirúrgica se realiza bajo anestesia general y suele durar entre 2 -3 horas.

Se hace una incisión detrás de la oreja y se taladra la apófisis mastoides para colocar los electrodos  en la cóclea (oído interno). El receptor se coloca en una cavidad creada detrás del oído.

La internamiento post cirugía es de aproximadamente 48 horas y la recuperación se da en el plazo de 3-5 semanas (cicatrización total).

Una vez el paciente se ha recuperado, se procede al acople de la porción externa  y se da apertura a los canales.

Complicaciones de la cirugía en un implante coclear

Es una cirugía con un bajo porcentaje de complicaciones, pero no exenta. Puede haber:

  • Problemas con la cicatrización
  • Ruptura de la piel sobre el receptor
  • Infección de la herida

De forma menos usual se pueden ver:

  • Lesión del nervio facial (del mismo lado de la operación) causando parálisis o tics faciales
Representación de parálisis facial

Imagen de parálisis facial

  • Pérdida de líquido cefalorraquídeo (el líquido que rodea al cerebro)
  • Meningitis (infección de las membranas que rodean al cerebro). Aunque es una complicación rara (menos del 1%) es grave. Por lo tanto se sugiere realizar vacunación pre implante contra los gérmenes más habituales (Hemophylus influenzae y Streptococcus pneumoniae) como forma de prevenir esta afección
  • Vértigo y/o mareos que suelen ceder espontáneamente
  • Alteraciones del sentido del gusto: falta de sensibilidad, pérdida total o entumecimiento dela lengua
  • Empeoramiento de los acufenos en pacientes que ya los padecían
  • Fallo del implante de tipo técnico en un 6.5% de los casos que obliga a reimplantar al paciente. Esto es más habitual en niños menores de 10 años.

Rehabilitación

Después de la cirugía es cuando realmente comienza el trabajo verdadero. Los resultados dependen de la persona pero también del apoyo de la familia, los amigos y, en el caso de un niño, del colegio. La rehabilitación:

  • Suele durar entre 6 meses y 1 año en pacientes post locutivos.
  • En pacientes prelocutivos mayores de 6 años, adolescentes y adultos puede abarcar un período de entre 2 a 5 años.
  • En niños menores de 6 años con sordera congénita no se habla de rehabilitación ya que el implante se coloca cuando está comenzando el proceso de rehabilitación de la voz y el lenguaje.

Se debe recordar que el implante coclear no restaura una audición normal ya que los estímulos provistos al cerebro presentan diferencias con respecto a la estimulación acústica directa.

La rehabilitación incluye varios pasos:

  • Se debe enseñar al paciente o su familia (en el caso de un niño) el manejo y cuidado del implante.
  • Explicar el funcionamiento del implante adecuando las expectativas del paciente a las posibilidades reales.
  • Apoyar psicológicamente al paciente y su familia.
  • Explicar a la familia como pueden ayudar al paciente en su discriminación del habla.
Sordera congénita e implantes cocleares

Implantes cocleares infantiles

Hay ciertas fases que se van evaluando:

  1. Detección: el paciente percibe o no el sonido
  2. Discriminación: el paciente debe diferenciar si dos sonidos son iguales o diferentes (sin comprenderlos). Se parte de sonidos muy diferentes entre sí y se va estrechando ese distinción
  3. Identificación: el paciente debe seleccionar la respuesta correcta de un conjunto cerrado (closed set). Cuando el paciente se halla en una fase avanzada de identificación generalmente puede comenzar a utilizar el teléfono
  4. Reconocimiento: el paciente debe repetir una frase sin ayuda (open set), es decir sin una lista cerrada de opciones. En este momento el paciente podría ser capaz de mirar televisión
  5. Comprensión: respuesta más interactiva que repetitiva. Se inicia la etapa conversacional.

El entrenamiento se realiza utilizando distintos sonidos:

  • Sonido ambiental
  • Música
  • Vocales
  • Consonantes
  • Series de palabras

¿Cómo ayudan a los pacientes los implantes cocleares?

  1. El paciente recupera la sensación auditiva (en el caso de los que han perdido la audición)
  2. Se distinguen diferentes sonidos y/o ruidos.
  3. Se perciben mejor los sonidos cotidianos (el sonido del teléfono, el timbre de la puerta, las bocinas de los autos, los ladridos de los perros) lo que permite una mejor conexión con el mundo exterior
  4. Mejora el seguimiento de las conversaciones (con el apoyo de la lectura de labios)
  5. Mejora la voz porque al escucharse hay una retro-alimentación que ayuda a regularla mejor

Características a tener en cuenta

Hay ciertos factores que pueden determinar el mayor o menor éxito de los implantes cocleares

A saber:

  • Hace cuánto tiempo se padece de hipoacusia: los resultados son mejores en personas en las que la sordera tenga menos tiempo de evolución. Por ello es importante en los niños con sordera congénita que la colocación del implante sea lo más precoz posible (alrededor de los 2 años de edad)
  • Momento de aparición de la hipoacusia: los implantes son más efectivos en personas que alguna vez escucharon ya que poseen una “memoria auditiva” que les permite interpretar mejor la información sonora
  • La severidad de la hipoacusia
  • El estado de la cóclea
  • Problemas de salud asociados
  • Cómo cumplen con el plan de rehabilitación posterior al implante: cuán motivado está el paciente y cuanto apoyo tiene de su entorno

Mantenimiento de los implantes cocleares

  1. Tener cuidado de que las partes externas no reciban golpes
  2. Si es un implante con cable debe controlarse que, con los roces, no se rompa
  3. Limpiar los polos de conexión de las pilas o baterías

El mantenimiento habitual ronda los 1000 a 2000 € por mes, lo que incluye pilas (aproximadamente 140 € anuales), seguro de prótesis (250 € anuales), rehabilitación logopédica (1400 €  por mes) y repuestos.

Por ejemplo, un cable de prótesis puede costar 100 € y una bobina más de 300 €; un repuesto de batería, 290 € y un porta-pilas, 800 €.

las mejores marcas de implantes cocleares disponibles en España

  1. Nucleus, de la casa Cochlear (Australia). Nucleus, marca perteneciente a la empresa australiana Cochlear, posee varios modelos con diferentes características: Nucleus 5, Nucleus 6, Nucleus Kanso y Nucleus 7. Todos poseen procesadores retro-auriculares menos el modelo Kanso que es de petaca o botón.El Nucleus 7 es el modelo más nuevo y  posee pilas recargables. Todos menos el modelo 5 tienen autoencendido, es decir, que se encienden automáticamente al conectar una pila. Poseen una tecnología de filtrado del ruido de fondo y por lo tanto se adapta a cada ambiente para mejorar la audición (SmartSound IQ).
  2. Clarion, de la casa Advanced Bionics (Estados Unidos). La casa norteamericana Advanced Bionics presenta varias opciones de implantes cocleares con adaptación automática a los diferentes entornos y posibilidad de hablar por teléfono (por conexión inalámbrica). También ofrece conexión inalámbrica a reproductores de música, computadoras y tabletas.
  3. Sinchrony, de la casa Med El (Austria). Sinchrony es un sistema de implante coclear de la empresa austríaca Med El. Posee dos modelos de procesadores: retro-auriculares (Sonnet) y de petaca o botón (Rondo 2). Permitiría la realización de resonancias magnéticas (RMI) sin extraer el imán. De ser necesario extraerlo sólo puede hacerse desde la parte inferior evitando la posterior mala colocación del mismo. Posee también reducción del sonido del viento por ejemplo y adaptación al ambiente sonoro.El Sonnet puede usarse con pilas recargables o desechables (éstas poseen una vida media de 60 horas de uso). El Rondo posee pilas recargables con una expectativa de duración de 5 años aproximadamente y una duración por carga de hasta 18 horas de uso.

¿Cuánto cuesta un implante coclear en España?

La realización de un implante coclear puede costar en España desde 30.000 a 50.000 €. También es caro el mantenimiento.

El mantenimiento habitual ronda los 1000 a 2000 € por mes, lo que incluye pilas (aproximadamente 140 € anuales), seguro de prótesis (250 € anuales), rehabilitación logopédica (1400 €  por mes) y repuestos.

Accesorios para los implantes cocleares

Existen numerosos accesorios disponibles para los pacientes con implantes cocleares.

  • Fundas decoradas con distintos motivos que hacen que los implantes cocleares sean , sobre todo en los niños, mas divertidos y de esa forma lograr que se acostumbren a usarlos sin pesar.
  • Kits para sumergirse en el agua sin temor a que el dispositivo se dañe.
  • Distintos tipos de pilas con duración variable e incluso pilas recargables.
  • Estuches protectores para llevar la porción externa de su implante y protegerla de golpes y polvo.
  • Sistemas de secado por calor para proteger su procesador de la humedad y el sudor.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Hay algún implante sin cable? Sí, hay muchos modelos retro-auriculares que no utilizan cables
  2. ¿Puedo hacer deportes? En lo posible se deben evitar los deportes de contacto para no sufrir golpes en la porción externa del aparato
  3. ¿Puedo nadar? Sí, el implante no contraindica la práctica de natación (pasado el tiempo de cicatrización de la herida)
  4. ¿Me raparán la cabeza en su totalidad? No, se trata de cortar el pelo sólo en el área de la cirugía para que sea más estético
  5. ¿Después de operarme oiré enseguida? No, la rehabilitación lleva un tiempo que depende de varios factores. Puede ser de entre 6 meses a 1 año en personas que alguna vez escucharon y de entre 2 a 5 años en los que nunca oyeron
  6. ¿Podré hablar por teléfono móvil? Sí si son de tecnología analógica porque los de tecnología digital pueden interferir con el implante

Conclusión

Los implantes cocleares son una gran alternativa para las personas con sorderas profundas que no hallan solución de otra forma.

Son muy útiles en sorderas congénitas y permiten a los niños la adquisición del lenguaje y una mejor calidad de vida.

Dra. Mónica Amelia Volante on Linkedin
Dra. Mónica Amelia Volante
Dra. Mónica Amelia Volante
Más de 20 años como médica rural en pequeños pueblos de la provincia de Buenos Aires (Argentina) dónde era la única profesional a cargo de la salud de la población. Luego estuvo a cargo de la dirección de dos hospitales durante 5 años en cada uno de ellos pero sin dejar de ejercer la parte asistencial de su trabajo.Actualmente y, desde hace ya 3 años, se desempeña como Coordinadora medica de equipos de trabajo.