Otorrinolaringologia: una especialidad compleja

La otorrinolaringologia es una especialidad compleja ya que trata las enfermedades que afectan la cabeza, el cuello, la garganta, la nariz y los oídos.

Divisiones de la otorrinolaringologia

Dentro de esta especialidad existen, como en toda la medicina, sub-especialidades que se ocupan de regiones más acotadas.

Así tendremos:

  • la laringología (trastornos laríngeos y de las cuerdas vocales que se manifiestan fundamentalmente con alteraciones en la voz)
  • la oto-neurología (que estudia fundamentalmente los trastornos de la audición, el vértigo y los mareos)
  • la cirugía plástica facial (que se ocupa de modificaciones en el aspecto estético de la cabeza)
  • la rinología (cuyo campo de estudio es la nariz)
  • la audiología (que se centra en los oídos).

El otorrino (o médico otorrinolaringólogo) se encarga de diagnosticar y tratar estas afecciones. No sólo a nivel clínico sino también quirúrgico.

Algunas de las cirugías más comunes que competen al otorrino son:

  1. Amigdalectomía o extirpación de las amígdalas
  2. Adenoidectomía o extirpación de las llamadas vegetaciones
  3. Rinoplastia, ya sea por estética o por afecciones que dificulten la entrada de aire

Patologias más frecuentes de competencia del otorrino

A nivel del oído:

Otorrinolaringologo revisando el oído de un niño

Revisación del oído

 

  • Acufenos o tinnitus: zumbidos subjetivos en los oídos que pueden deberse a distintas causas desde las más banales (tapón de cera, estrés) a las más complejas (perforación del tímpano, enfermedad de Meniere, infecciones)
  • Mareos y vértigos: sensación subjetiva de giro o desfallecimiento. Son dos entidades distintas que pueden ser muy difíciles de separar. Se deben a alteraciones del oído (vértigo periférico) o del cerebro (vértigo central)
  • Hipoacusia, disminución de la audición y sordera: más habitual en personas mayores pero hay ciertas alteraciones que pueden presentarse en personas jóvenes (otosclerosis). Debe prestarse mucha atención a la sordera súbita que puede ser indicio de una neuronitis (inflamación del nervio vestibular que puede curarse si es tomada a tiempo)
  • Otitis: inflamación y/o infección de las distintas secciones del oído.

A nivel de la nariz

  • Sinusitis: inflamación e infección de los senos paranasales que es muy frecuente (más de 35 millones de personas la desarrollan cada año). Esta afección puede estar precedida por un cuadro de catarro o alergia.Sus síntomas suelen ser sensibilidad y dolor en la cara (generalmente a ambos lados de la nariz o la frente), mucosidad abundante y malestar general
  • Obstrucciones nasales debidas a desviación del tabique nasal, hipertrofia de cornetes o poliposis nasal
  • Apnea del sueño: es una enfermedad que provoca que el paciente tenga pausas (apneas) en su respiración al estar dormido. El otorrino puede indicar tratamiento médico, quirúrgico e incluso la utilización de un aparato llamado CPAP.
  • Alergias de las vías aéreas superiores: afectan a muchas personas. El no tratarlas puede acarrear problemas mayores como la sinusitis. Para ello debe diagnosticarse precozmente a través de pruebas de sangre para determinar el nivel de IgE (que está aumentada en los cuadros alérgicos) y pruebas cutáneas para determinar a qué sustancias se es alérgico.

    Epistaxis: que hacer antes de concurrir al especialista

    Que hacer ante una epistaxis

  • Epistaxis: sangrado a nivel de las fosas nasales. Existen dos tipos: anterior o posterior, de acuerdo a donde esté ubicado el vaso sanguíneo sangrante. Las causas son variadas y generalmente son poco importantes: traumatismos nasales, hurgarse la nariz, mucosas secas e irritadas por ambientes secos o con gran exposición a humos. Pero también hay causas más severas y que deben estudiarse en más profundidad. Estas incluyen  hipertensión arterial descompensada, rinitis severas, anticoagulación (por uso de medicamentos o por alteraciones de la coagulación de origen patológico como las leucemias, la hemofilia), cambios bruscos de presión (buzos, tripulantes de aviones).

A nivel de garganta

  • Ronquidos: afección molesta (más para los convivientes que para el paciente)
  • Edema de Reinke: disfonía crónica que hace que la voz tenga un tono más bajo del normal, puede disminuir la potencia de las cuerdas vocales (se ve sobre todo en cantantes y actores) y en las mujeres puede causar un tono de voz masculinizado.
  • Disfagia: trastorno en la deglución (acción de tragar saliva o alimentos)
  • Amigdalitis
  • Adenoiditis
  • Afonías y disfonías
  • Cuerpos extraños laríngeos: son más habituales en niños (50% antes de los 4 años). Ante un cuadro súbito que complica la respiración se debe efectuar la maniobra de Heimlich (compresión abdominal).

Maniobra de Heimlich

En adultos el operador debe colocarse detrás de la persona y rodear con sus manos la cintura. Coloque un puño debajo de la caja torácica y sujete el puño con la otra mano. Haga un movimiento seco y directo hacia atrás y arriba rápidamente repitiendo entre 6 y 10 veces la maniobra.

En bebés la maniobra consiste en colocarlo boca abajo sobre su brazo  (sosteniendo la cabeza en todo momento), dé 5 palmadas en la espalda entre los omóplatos, si el objeto no sale voltee al bebé y haciendo una línea imaginaria entre las tetillas del bebe con dos dedos aplique 5 compresiones. Alterne estas dos técnicas.

Dejamos un video muy interesante que no solo explica la maniobra sino también explica porque es importante pedir ayuda inmediatamente y que hacer en el caso de encontrarse solo.

 

A nivel de cuello

  • Molestias o dolores
  • Tumores de cuello

¿Cuándo acudir al otorrino?

Patologías de oído

  1. Otalgia (dolor de oído)
  2. Otitis
  3. Sordera súbita
  4. Vértigo o mareos
  5. Cuerpos extraños dentro del oído

Patologías de la nariz

  1. Epistaxis (sangrado nasal) si el episodio es prolongado en el tiempo o muy abundante o no cesa a pesar del taponaje.
  2. Dolor de la cara acompañado de mucosidad abundante (puede ser un cuadro de sinusitis)
  3. Fracturas nasales
  4. Sinusitis  

    Sinusitis. competencia de la otorrinolaringologia

    Sinusitis

  5. Sensación de dificultad en la entrada de aire a nivel nasal
  6. Cuerpos extraños en nariz

Patologías de la garganta

  1. Ronquera que no cede al cabo de una semana
  2. Dolor de garganta que se acompaña de fiebre alta
  3. Presencia de bultos en el cuello
  4. Cuerpos extraños en garganta
  5. Traumatismos laringo-traqueales ya sean externos (estrangulación, accidentes) o internos (generalmente iatrogénicos, es decir provocados por una maniobra del médico como puede ser una intubación o endoscopías).

Patologías de cara y cuello

  1. Heridas en la zona de la cara y/o el cuello
  2. Parálisis faciales

Historia de la otorrinolaringologia

Se cree que fue una de las últimas especialidades clínico-quirúrgicas en aparecer.

Aunque hay referencias a enfermedades de competencia de la otorrinolaringologia desde la era hipocrática no fue hasta entrado el siglo XIX que aparecieron médicos que se dedicaron al estudio de esa parte de la medicina.

Egipto

La referencia más antigua de la que se tiene noticia figura en un dibujo egipcio alrededor de 3500 a.C. En el mismo aparece un médico junto a la esposa del rey Sahura agradeciéndole “haberle salvado la nariz”.

Existe un papiro egipcio (3000-2500 a.C.) que fue descifrado por el egiptólogo Edwin Smith Parillo donde se incluyen descripciones de traumas temporales y su efecto sobre la audición y el lenguaje.

Otro documento de 1500 a.C. (papiro de Ebers) tiene un capítulo referido a medicinas para una audición débil.

India

En la medicina hindú existe un tratado del siglo VI a.C. (el Sushruta) que describe 31 enfermedades de la nariz, 4 poliposis y la realización de rinoplastias (muy habituales debido a la costumbre de amputar la nariz como castigo o venganza).

Instrumental usado en otorrinolaringologia

Instrumental mostrado en el Sushruta

Grecia

En Grecia es muy importante el aporte de Alcmeón de Crotona que estudió la anatomía de las vías aéreas y descubrió la trompa de Eustaquio sentando las bases para la relación entre la nariz y la garganta (lo que es uno de los campos de la otorrinolaringologia)

Hipócrates y sus seguidores conocían muchas patologías de las que se ocupa la otorrinolaringologia (sinusitis, pólipos nasales, sordera, epistaxis, tumores, otitis) pero sin un verdadero conocimiento anatómico y fisiológico.

Edad moderna

Para comprender como se llegó a la moderna especialidad debe tenerse en cuenta que se desarrolló en tres partes.

Otología

Fue iniciada por Valsalva (1666-1723) , Scarpa, Cotugno (investigó el oído interno y los líquidos laberínticos)  y Eustaquio. Entre los tratamientos instaurados podemos nombrar: ventosas en la nuca, purgantes de ruibarbo y sangrados repetidos de más de medio litro de sangre en cada extracción. También se realizaban instilaciones de orina de virgen y polvo de momia dentro del oído.

A fines del siglo XVIII en Francia Saissy de Lyon crea instrumental para la exploración del oído.

Se destacan entre las primeras cirugías la trepanación mastoidea y las perforaciones timpánicas.

En 1838 se fue fundado por James Yearsley (1805-1869) el primer centro de otorrinolaringologia.

Laringología

Comienza su época de oro con el invento del laringoscopio. Manuel García en 1854 intentó ver sus cuerdas vocales usando dos espejos y así se gestó el inicio del aparato. Las cirugías laríngeas eran muy complicadas por la posibilidad de importantes complicaciones respiratorias. La primera traqueotomía exitosa la realizó Trousseau y poco después Bouchut intubó a una paciente.

Rinología

Fue la última en desarrollarse. La primera referencia a una cirugía exitosa aunque traumática concierne a Blandin quien refiere haber enderezado un tabique nasal desviado “a puñetazos”.

Otorrinolaringologia

En el año 1888 en España Botey introdujo el término otorrinolaringologia fusionando todos estos saberes en una sola especialidad médica.

Ricardo Botey Ducoing fue un médico español (1855-1921). Vivió en Barcelona adonde estudió medicina. Sus primeros intereses giraron en torno a la bacteriología, siendo un referente en la campaña contra el cólera en los años 1885-86.

Creador de la otorrinolaringologia como especialidad

Padre de la moderna otorrinolaringologia

 

Luego comenzó a interesarse por el mecanismo de la voz humana y escribió un tratado sobre la Higiene, desarrollo y conservación de la voz. Su actividad se centró cada vez más en el estudio y tratamiento de las afecciones de la laringe, la nariz y los oídos.

En 1890 fundó los Archivos Internacionales de Laringología, Otología y Rinología que se publicó hasta 1926.

En 1902 consiguió que la especialidad comenzara a enseñarse en las facultades de medicina.

Instrumental que usan los otorrinolaringologos

El otorrinolaringologo necesita “ver”, ya sea los oídos, la nariz, las cuerdas vocales, la laringe o la faringe, de forma directa o indirecta. Por eso se dice que la otorrinolaringologia es una especialidad visual.

Hay cierto instrumental que es de uso común y puede utilizarse en un consultorio sin complicaciones.

Otoscopio

Usado en otorrinolaringologia

Aparato usado en otorrinolaringologia

 

Uno de los aparatos esenciales es el otoscopio, que no solo puede usarse para ver el oído sino también las fosas nasales y la garganta. Es un instrumento con una fuente de luz y una lupa que permite ampliar las imágenes. En el cabezal se puede insertar un cono de plástico de diferentes medidas.

A este aparato se le puede adosar una pera de goma (pera de Politzer) y entonces se lo denominará pneumotoscopio. Esto permite aplicar presión en el conducto auditivo externo y valorar, de esa forma, la motilidad de la membrana timpánica y la presencia o no de líquido en el oído medio.

Extracción de cuerpos extraños

Para lidiar con cuerpos extraños en el conducto auditivo externo e incluso en las fosas nasales se debe disponer de una cucharilla, batea, pinzas de bayoneta y pinzas de oído y una jeringa para irrigación de oídos.

Sólo se deben utilizar las pinzas si estamos muy seguros de poder extraerlo porque si no podemos empujarlo más profundamente haciendo más dificultosa la operación.

El lavaje de oídos se realiza traccionando el pabellón auricular y dirigiendo el chorro del líquido hacia la parte superior. Podemos utilizar una cucharilla para extraer el cuerpo extraño o el tapón de cera desde adentro hacia afuera. Para ello debemos sobrepasar el obstáculo y traccionar desde atrás.

Rinoscopio

En la nariz utilizamos el rinoscopio. Éste se introduce cerrado y se abre en el interior de la fosa nasal. Nos sirve para ver el tabique nasal, los cornetes y cualquier masa que impida el paso del aire.

Diapasón

Sencillo instrumento usado en otorrinolaringologia

Diapasón usado en otorrinolaringologia

Para evaluar la presencia o no de hipoacusia podemos usar un diapasón.

Con él podemos realizar una serie de pruebas que nos permiten orientarnos en cuanto a la causa de la hipoacusia. Se pueden utilizar diapasones de distintas frecuencias aunque los más usados son los de 256 y 512 Hz.

Las dos pruebas más básicas y sencillas de realizar son:

Prueba usada en otorrinolaringologia

Creador de la prueba de Rinne

  1. Prueba de Rinne: sirve para diferenciar entre alteración aérea y ósea. Se coloca primero el diapasón frente al conducto auditivo (evalúa vía aérea) y luego se lo apoya sobre la apófisis mastoides (vía ósea). Si la audición es mejor por vía aérea el test es positivo y se supone que la hipoacusia es neurosensorial. Si, por el contrario, la audición es mejor por vía ósea el test es negativo y nos hallamos ante una hipoacusia de transmisión.
  2. Test de Weber: se coloca el diapasón en la línea media cefálica. Compara la audición en ambos lados. Si la hipoacusia es de transmisión el sonido se lateraliza al oído enfermo. Si es neurosensorial se lateralizará hacia el lado sano.

Pruebas diagnósticas usadas en la otorrinolaringologia

Los otorrinos cuentan con una serie de pruebas que pueden solicitar para estudiar aún más el cuadro de su paciente.

Entre estas podemos mencionar:

  • Audiometría tonal: para evaluar el nivel de audición del paciente. Se realiza con un aparato que emite sonidos a distintas frecuencias hasta llegar a la mínima intensidad que percibe la persona estudiada. Se le colocan auriculares para evaluar vía aérea y vibradores para la parte ósea. A partir de estos datos se obtienen curvas que muestran el nivel de pérdida en cada frecuencia y determinan si la patología es neurosensorial o de transmisión.
Audiometría: estudio usado en otorrinolaringologia

Audiometría: ejemplo

  • Audiometría vocal-verbal: se realizan estudios con listas de palabras ya que nuestra habilidad para oír es mucho más compleja que escuchar sonidos puros. Lo que se obtiene con esta prueba es el umbral de inteligibilidad (umbral mínimo en el cual se identifican el 50% de las palabras) y la inteligibilidad máxima (que en una persona con audición normal debería ser del 90% aproximadamente). Sirve para identificar personas que pueden beneficiarse con el uso de un audífono ya que este auxiliar auditivo puede amplificar el sonido pero sólo puede ayudar en casos de personas que conserven una buena inteligibilidad.
  • Timpanometría: para evaluar la membrana timpánica y el oído medio. Lo que se valora es la resistencia a la presión (impedancia).                                                                                                                                  Existen distintos tipos de timpanogramas: tipo A o normal; tipo B totalmente plano (cuando hay líquido en el oído medio o el tímpano está perforado) porque no hay movimiento de la membrana timpánica en respuesta al cambio de presión; tipo C con pico desplazado hacia las presiones negativas (por mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio).
  • Reflejo estapedial: reflejo acústico-facial ante ruidos de intensidad mayor a 70 db. Es simétrico y bilateral y ejerce una función protectora cuando está presente. Lo que se provoca ante estos sonidos es la fijación del músculo del estribo evitando lesiones vibratorias y reduciendo la sensibilidad del oído.

Cirugías otorrinolaringologicas

Hay ciertas cirugías habituales en el campo de la otorrinolaringologia. Las nombraremos someramente.

  1. Cirugía endoscópica naso-sinusal: en casos de sinusitis crónica resistente al tratamiento. Se abre el seno paranasal y se procede a su limpieza pudiendo extraer material para biopsia. En el caso de sinusitis frontal se puede proceder de dos formas: abordaje externo (técnica de Killian) haciendo una incisión al nivel de la arcada de la ceja o por vía endonasal.
  2. Traqueotomía: en el caso de estenosis laríngea que dificulte la entrada de aire. Puede deberse por ejemplo a cuadros de edema de glotis de origen alérgico, cuerpos extraños, quemaduras, tumores, lesiones graves en cuello o parálisis de los músculos de la respiración.
  3. Cirugías estéticas: existen muchas cirugías estéticas relacionadas con la otorrinolaringologia. Por ejemplo las rinoplastias (a nivel de la nariz) que deben hacerse recién cuando el tabique haya dejado de crecer y la cirugía que corrige las orejas en asa (puede realizarse a partir de los 6 años)
  4. En casos de vértigo tenemos varias opciones: descompresión del saco endolinfático, neurectomia vestibular y laberintectomía.

Auxiliares de la audicion

En los casos de hipoacusia existen aparatos destinados a paliar, en parte, la afección y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Estos adminículos se denominan audífonos y son dispositivos electrónicos que amplifican el sonido. El sonido es captado a través de un micrófono y esa señal es transformada en impulsos eléctricos que son amplificados y enviados al oído a través de un altavoz.

Audífonos usados como auxiliares de la otorrinolaringologia

Ejemplo de audífonos

Existen muchos tipos de audífonos.

Se pueden clasificar en analógicos y digitales.

De acuerdo al lugar donde se colocan tendremos:

  • Endoaurales o intraauriculares o ITE (in the ear): se adaptan tomando un molde del conducto auditivo externo. Éste molde, colocado de tras de la oreja, se conecta con un tubo de plástico al audífono. Es para pérdidas auditivas muy severas. Existen analógicos y digitales.
  • Retroaauriculares o BTE (behind the ear): se hace a medida para cada paciente. También hay analógicos y digitales
  • Intracanales o ITC (in the canal): son parecidos a los anteriores pero son más pequeños. No sirven para pérdidas auditivas que requieran mucha amplificación.
  • Intracanales internos o CIC (complete in canal): requieren una colocación más profunda y tienen un hilo de plástico que permite la extracción.
  • Audífono de oído abierto o RITE (receiver in the ear): es el más moderno y completamente invisibles para los demás. Sólo existen digitales.

Conclusión

La otorrinolaringologia es una especialidad que se ocupa de muchos problemas comunes y que afectan la calidad de vida de los pacientes.

Por eso es tan importante consultar al otorrino ante cualquiera de estas enfermedades o trastornos para obtener la mejor solución posible.

Referencias

https://www.topdoctors.es/articulos-medicos/motivos-para-acudir-a-urgencias-de-otorrino

http://clinicalasalud.es/portfolio/otorrinolaringologia/

http://blog.carinanos.com/2015/01/11/que-hace-el-otorrino/

http://uvsfajardo.sld.cu/sites/uvsfajardo.sld.cu/files/historia_de_la_otorrinolaringologia.pdf